Despliega el menú
Teruel

Ejulve abrirá al público en primavera la Cueva del Recuenco, un singular espacio rocoso

El Ayuntamiento ha mejorado los accesos a este enclave único que se podrá visitar por el momento únicamente con monitores especializados en espeleología.

La Cueva del Recuenco podrá ser visitado con equipamiento especial
Ejulve abrirá al público en primavera la Cueva del Recuenco, un singular espacio rocoso
José Francisco López

El subsuelo de Ejulve esconde uno de los grandes tesoros espeleológicos de la provincia de Teruel: la Cueva del Recuenco. Con sus galerías laberínticas y sus bien conservados espeleotemas o formaciones rocosas, como estalactitas y estalagmitas, y sus 794 metros de extensión, es una de las cavidades más valoradas por los especialistas turolenses en espeleología.

El Ayuntamiento de Ejulve ha decidido, por este motivo, potenciar su promoción turística a través de varias actuaciones que permitirán esta primavera facilitar la incursión en la cueva y dar a conocer el patrimonio natural de la localidad. Todo ello aprovechando materiales naturales y fomentando la eficiencia energética para no romper con la riqueza natural del entorno y lograr así un desarrollo sostenible de la zona.

Gracias a 80.000 euros del Fondo de Inversiones de Teruel se han mejorado los accesos tanto en la boca de la propia cavidad como en el entorno del Recuenco. Concretamente se ha adecuado el camino que llevaba al visitante desde la carretera hasta la cueva, ya que con las lluvias era prácticamente intransitable para los turismos. También se han incorporado unos escalones con travesaños de madera en la senda que une la pista con el punto de entrada. "Se ha arreglado la reja de la boca de la cueva y en la bajada, que era lo que peor estaba, se han colocado unos arneses, unas cuerdas y unos focos para facilitar el descenso", explicó Ovidio Ortín, alcalde de Ejulve. El Consistorio pretende abrir la temporada la próxima primavera dando a conocer todas estas mejoras.

A todo ello se han añadido unos paneles informativos, la señalización hasta la cueva y un vestuario para que los visitantes puedan equiparse con monos, cascos y arneses para introducirse en la cavidad.

También han sido editados tres audiovisuales: uno sobre la Cueva del Recuenco, otro sobre el municipio y su entorno y otro sobre el Centro de Visitantes. "Creemos que tenemos un recurso sin explotar y que hay mucha gente que quiere conocerlo. El interés es cada vez mayor", destacó el primer edil. No en vano la cavidad es Lugar de Interés Comunitario (LIC) y se encuentra dentro del Geoparque del Maestrazgo. Además cuenta con varias especies de murciélagos que pueden observarse en sus intrincadas galerías y sus amplias salas, cuyos valores han sido destacados por el Centro de Estudios Espeolológicos Turolenses a través de su inclusión en el libro ’25 Cavidades de Teruel’.

Visitas reguladas

Las visitas a la cueva se encuentran reguladas por parte del Ayuntamiento, ya que es imprescindible la licencia de la Federación Aragonesa de Espeleología para poder acceder. Y, desde hace dos años, se puede descender con la ayuda de monitores especializados. La empresa de turismo activo Geoventur se encarga de realizar visitas en pequeños grupos para desvelar los encantos de la cueva. "El objetivo es romper la estacionalidad del turismo en la zona, ya que queremos extender esa promoción a todos los fines de semana del año", comentó el concejal de Turismo, José Manuel Salvador.

Para Salvador, es importante desarrollar todas estas actuaciones desde un punto de vista sostenible. Por este motivo, los focos colocados a la entrada de la Cueva del Recuenco están vinculadas a unas placas solares que están reguladas para que la iluminación no esté conectada en todo momento.

Dentro de este proyecto de promoción se incluye también la mejora del Centro de Visitantes de Ejulve, en el que se han instalado unas gafas de realidad virtual con fotografías esféricas con las que los interesados pueden vivir la experiencia de sentirse dentro de la cavidad.

Etiquetas
Comentarios