Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Investigan delitos de falsedad y estafa en el uso de semillas de cereal

Una cooperativa de Monreal del Campo estaría eludiendo el pago de derechos de propiedad industrial.

Un agente de la Guardia Civil, durante una intervención en la provincia de Teruel.
Momento de del registro del terreno por parte de la Benemérita

La Guardia Civil de la Comandancia de Teruel ha concluido una investigación, en relación a una denuncia presentada por la sociedad Gestión de Licencias Vegetales S.L. (GESLIVE) contra una cooperativa agrícola de la localidad de Monreal del Campo, que presuntamente estaría acondicionando semillas de cebada protegidas, ocultando dicha naturaleza para eludir el pago de los derechos de propiedad industrial.

GESLIVE tiene por objeto la protección y defensa de los derechos sobre variedades vegetales que ostentan sus socios y clientes como creadores de esas variedades vegetales protegidas, de semilla de cebada en este caso.

Según la denuncia presentada en el mes de junio de 2015 ante el SEPRONA de la Guardia Civil, los servicios técnicos de GESLIVE detectaron irregularidades en la información facilitada por la cooperativa agrícola denunciada que, presuntamente, para eludir el pago de los derechos de propiedad industrial hacía constar falsamente en sus declaraciones variedades de semilla ya exentas de protección, camuflando y ocultando las verdaderas variedades protegidas.

De esta forma, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel, la cooperativa agrícola habría consiguiendo un importante beneficio económico, pudiendo ofertar la prestación de sus servicios de acondicionamiento de grano para siembra a precios más competitivos que otros competidores, asegurando a sus agricultores y clientes que se verían exentos del pago de la retribución adeudada a los titulares de los derechos sobre las variedades vegetales protegidas objeto de acondicionamiento.

La semilla certificada es la única que puede ser objeto de comercialización y utilización con fines de siembra. El cereal obtenido tras la cosecha sólo puede destinarse a dos únicos fines: la venta como grano cuyo destino es el consumo humano o animal, o la reutilización del grano para la siembra a título individual, es decir, el propietario de la cosecha únicamente puede reutilizarlo en su propia explotación, y siempre que dicho material de reproducción tenga un origen legal.

Cuando el agricultor decide destinar parte de su cosecha para su uso en una nueva campaña, debe antes preparar este grano. Esta preparación se realiza mediante las denominadas máquinas acondicionadoras. Este reempleo de material está sujeto al pago de una retribución a los obtentores y titulares de los derechos sobre la variedad protegida.

Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Calamocha, en el que se sigue procedimiento por los delitos de falsedad y estafa, en el que han declarado un responsable de la cooperativa agrícola y ocho agricultores socios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión