Teruel
Suscríbete por 1€

La gran cantidad de árboles derribados por la nieve obliga a la DGA a actuar de emergencia

En Rubielos de Mora, los daños afectan a 30 hectáreas de bosque y el problema se extiende a buena parte del pinar de la comarca de Gúdar-Javalambre.

Pinos derribados sobre una ladera en el término municipal de Olba durante las últimas nevadas.
La gran cantidad de árboles derribados por la nieve obliga a la DGA a actuar de emergencia
J. Escudero

Los temporales de nieve del pasado enero, además de crear graves problemas en los accesos a pueblos y masías, causaron grandes destrozos en los bosques de la comarca de Gúdar-Javalambre. La Dirección Provincial de Desarrollo Rural considera necesario acometer trabajos de "emergencia" en las localidades de Rubielos de Mora, Olba, Mosqueruela, Puertomingalvo, Manzanera, Torrijas, Arcos de las Salinas, Abejuela, Camarena, Sarrión y Mora de Rubielos para retirar los pinos y carrascas derribados por el peso de la nieve porque, al secarse, incrementarán el riesgo de plagas y de incendios.

La actuación de limpieza empezará de inmediato con la cuadrilla forestal destinada en Olba, que estará operativa a partir del 15 de febrero. El Departamento de Desarrollo Rural ha previsto también la subasta de un aprovechamiento de 250 toneladas de madera en Rubielos de Mora para eliminar ramas y troncos caídos tras el temporal.

El director provincial de Desarrollo Rural, Héctor Palatsi, remitió ayer a los servicios centrales del Departamento en Zaragoza el informe de daños derivados de las nevadas en los montes, la agricultura y la ganadería. La información se basa en las inspecciones de los agentes de protección de la naturaleza, que en varios municipios no han podido completar la supervisión por la presencia de nieve o por el mal estado de los caminos. Los destrozos se extienden por cientos de hectáreas de bosque.

La primera localidad en tener una evaluación precisa de daños es Rubielos de Mora, con 30 hectáreas de pinar afectadas por la caída masiva de árboles. El alcalde, Ángel Gracia, explicó que el Ayuntamiento, al constatar los destrozos, pidió una "actuación urgente" de la DGA. Gracia añadió que el Consistorio "agilizará todo lo posible" los trámites administrativos para que la subasta de madera prevista pueda cerrarse cuanto antes y la eliminación de los pinos caídos –de las variedades carrasco y rodeno– pueda completarse "antes del verano".

Héctor Palatsi reconoció que, tras las primeras inspecciones sobre el terreno, se han detectado "más daños de los previstos". Señaló que al desplome de pinos y carrascas arrastrados por la nieve se suman los ejemplares derribados por los vendavales posteriores.

Representantes del servicio provincial de Desarrollo Rural se reunirán con los ayuntamientos afectados para exponer las intervenciones necesarias, que pasan por la tala de árboles para despejar caminos y pistas y por la retirada de la leña para evitar que aumente el riesgo de incendios.

El Departamento de Desarrollo Rural autorizará las labores de limpieza y se encargará de su dirección, además de asumir trabajos directamente con sus propias cuadrillas forestales. Palatsi explicó que una posible vía de financiación de las intervenciones municipales es a través del 15% de los ingresos procedentes de talas y pastos que los ayuntamientos tienen que dedicar a mejoras ambientales.

Las inspecciones, todavía parciales en muchos pueblos, han detectado daños "muy cuantiosos" en Olba, Mosqueruela y Puertomingalvo. En el resto de pueblos afectados, los destrozos son también "importantes", según el informe remitido a la DGA, que concluye alertando del "importante trabajo que queda por delante" para normalizar la situación.

Frente a los graves destrozos en el bosque, las nevadas han sido positivas para la agricultura porque la aportación de humedad beneficiará al cereal y a la truficultura, entre otros cultivos que hace solo unos meses sufrían por la sequía. A juicio del director provincial, el temporal, "en conjunto, ha sido beneficioso".

Desarrollo Rural admite que la magnitud de la nevada fue "extraordinaria" por el espesor y por la persistencia de las precipitaciones. Añade que el temporal, que tradicionalmente se hubiera afrontado de forma "autosuficiente", creó una situación "alarmante" debido a la despoblación y al envejecimiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión