Despliega el menú
Teruel

El peirón de Huesa, el más alto de Aragón, se salva del hundimiento con un corsé metálico

El Gobierno aragonés se compromete a restaurar el monumento en cuanto disponga de presupuestos.

La consolidación del remate.
El peirón de Huesa, el más alto de Aragón, se salva del hundimiento con un corsé metálico
HA

El peirón más alto de Aragón, dedicado a San Miguel y con una altura de 7,4 metros, se ha salvado del derrumbamiento. El Gobierno aragonés intervino el pasado mes de diciembre con una actuación de urgencia para apuntalar y consolidar este hito arquitectónico de Huesa del Común que amenazaba con desplomarse de un momento a otro debido a la descomposición del cubo de obra sobre el que se construyó el fuste.

El Departamento de Cultura dispone de un proyecto para la restauración integral del peirón –del siglo XVII y estilo mudéjar–, pero su ejecución está condicionada a la aprobación de los presupuestos de la Comunidad para 2017. Desde la DGA informaron de que, una vez se aprueben las cuentas autonómicas, la intervención en Huesa del Común será inmediata.

En el apuntalamiento trabajaron tres operarios durante quince días. Las obras han consistido en la retirada de los cuatro puntales que sujetaban en precario el pilar central y su sustitución por un apeo más complejo y seguro. Además, las caras del monolito han sido recubiertas de una armadura metálica que impide los desprendimientos. La cubierta, también muy deteriorada, ha sido forrada con una capucha para evitar la entrada de agua que dañe la estructura. La zona con más desperfectos, la base, también está protegida ahora con un armazón de hierro.

El alcalde, Jerónimo Gracia, manifestó su satisfacción ante el "primer paso" dado por el Gobierno aragonés en la protección del principal elemento del patrimonio local. Gracia advirtió, no obstante, de que, si la restauración no se acomete en breve, el monumento "no llegará al verano". Añadió que el cubo de ladrillos unidos con yeso que constituye la base sigue deteriorándose a pesar del apuntalamiento. Aunque la coraza metálica impide que el peirón siga inclinándose, el pedestal "sigue cediendo" porque la humedad y la intemperie han descompuesto los materiales.

El proyecto de restauración tiene un coste que ronda los 46.000 euros, una cifra inasumible para el Ayuntamiento de Huesa del Común –una localidad con 69 habitantes–. El alcalde explicó que, ante su petición de apoyo a la DGA en octubre de 2016 para evitar la ruina del peirón, el Departamento de Cultura llevó a cabo el apuntalamiento y le dio "su palabra" de que la restauración será "la primera obra" que se llevará a cabo en materia de conservación del patrimonio cuando se apruebe el presupuesto.

La Lista Roja del patrimonio

El declive del singular hito mudéjar de Huesa del Común motivó su inclusión el pasado mes de abril en la Lista Roja de Europa Nostra, una relación con los 800 monumentos más amenazados de España. La incorporación obedece, según la oenegé, al estado de "ruina y abandono" del monolito, en riesgo de "derrumbe inminente".

El peirón, de carácter devocional y señalizador, se levantó en el siglo XVII en estilo mudéjar con ladrillo y yeso como materiales básicos. Actualmente, mide 7,4 metros, pero a esta altura había que sumar en su estado original un chapitel y una cruz sobre el remate que añadían un metro más.

El deterioro de la construcción fue preocupante a partir de mediados del siglo XX, cuando se acometió una reparación. El primer apuntalamiento para frenar la creciente inclinación del hito se llevó a cabo en 1998 y corrió a cargo de un grupo de voluntarios de la localidad. Un año después, en 1999, se retiró la imagen de San Miguel de la hornacina tras sufrir un acto vandálico.

En 2004, vecinos de Huesa pusieron en marcha una campaña para salvar su preciado monumento con una oleada de cartas a organismos oficiales y medios de comunicación y una campaña de captación de fondos. La iniciativa se reeditó en 2015 ante la constatación de que el desplome continuaba. La asociación cultural local Castillo de Peñaflor, el Ayuntamiento y el vecindario iniciaron una movilización que acaba de dar su primer fruto con la reciente consolidación.

Etiquetas
Comentarios