Despliega el menú
Teruel

Calamocha prepara un polígono industrial de última generación pegado a la autovía Mudéjar

El alcalde dice que la nueva superficie tendrá carácter comarcal y mitigará el desempleo en la zona.

El nuevo polígono crecerá junto a una de las rotondas de la autovía a su paso por el Jiloca.
Calamocha prepara un polígono industrial de última generación pegado a la autovía Mudéjar
A. García/bykofoto

El Ayuntamiento de Calamocha está acondicionando 70 hectáreas de terreno próximas a la rotonda de la autovía Mudéjarpresidida por la escultura de un jamón que se convertirán en el mayor polígono industrial de la zona del Jiloca y en el más avanzado, al contar con las últimas tecnologías digitales en comunicación. La nueva superficie se sumará a los otros dos polígonos que tiene ya la capital del Jiloca, uno dedicado a empresas agroalimentarias y el otro, ubicado en el casco urbano, a fábricas y negocios tradicionales.

El alcalde de Calamocha, Manuel Rando, explicó ayer que la actuación ya está en marcha y se espera que este verano, con una inversión de 1,4 millones de euros, pueda salir a licitación la urbanización de esta área industrial. Hasta la fecha, el Consistorio ha realizado el vial que unirá el polígono con la autovía Mudéjar o A-23 y están en marcha las obras para dotar de energía eléctrica y agua al enclave empresarial.

Según Rando, el polígono nace con "vocación comarcal", ya que "todos los municipios del Jiloca podrán beneficiarse del empleo que se generará". El alcalde destacó que el emplazamiento del mismo será "inmejorable", al estar a solo un kilómetro de la autovía Mudéjar, la principal arteria de comunicación entre Zaragoza, Teruel y Valencia. Agregó que la comarca cuenta con otros polígonos industriales, si bien estos han crecido en torno a la N-234 (Sagunto-Burgos).

Al parecer, el Ayuntamiento tiene sobre la mesa diversas propuestas de empresarios interesados en instalarse en el nuevo polígono de Calamocha, si bien el Consistorio es reacio a desvelar proyectos concretos ante el riesgo de que estos se desvanezcan. "Debemos ser prudentes para evitar que nos copien o se queden con nuestras ideas", dijo Manuel Rando. "No queremos –subrayó– un polígono yermo; estamos estudiando varias iniciativas".

El alcalde de Calamocha recordó que el Jiloca se ha convertido en la última década "en la comarca con más paro de todo Aragón". "Por ello –explicó– nos vemos en la necesidad de hacer todo cuanto esté en nuestra mano para generar empleo". Rando aseguró que la idea de poner en marcha un nuevo polígono "responde a un movimiento industrial que esperamos dé sus frutos pronto. Existe un interés real por parte de varias empresas de comprar suelo industrial".

Al calor de la autovía

Los terrenos en los que se instalará el nuevo polígono industrial son de titularidad pública, pues el 80% pertenecen a la DGA y el 20% restante al propio Ayuntamiento de Calamocha, una circunstancia que ha facilitado el desarrollo del proyecto. La superficie surge al calor de la autovía A-23, un eje de vertebración muy demandado por la población turolense que acabó de construirse en febrero de 2007 tras ochos largos años de obras.

La capital turolense también intenta rentabilizar la autovía Mudéjar con el polígono de última generación Platea, de 139 hectáreas de superficie. Asimismo, las áreas industriales de municipios de la comarca de Gúdar-Javalambre se han beneficiado de la existencia de la A-23, que deja a muchas localidades a menos de una hora de Valencia.

Rando destacó que el nuevo polígono de Calamocha será, de toda la comarca del Jiloca, "el que más cerca esté de la autovía" y anunció que, aunque nace con una superficie inicial de 70 hectáreas, irá creciendo a medida que demanden suelo las industrias.

Etiquetas
Comentarios