Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Sanidad

Música para decir adiós a un ser querido

El hospital San José de Teruel es pionero en el uso de la musicoterapia en cuidados paliativos.

Camino Ivars. Teruel Actualizada 27/11/2016 a las 17:22
Ana Isabel Ripa, con su clarinete.

La musicoterapia funciona. Esta es la conclusión a la que ha llegado Ana Isabel Ripa, musicoterapeuta del hospital San José de Teruel, tras llevar a cabo un estudio durante varios meses en el centro hospitalario turolense. Un total de 19 pacientes -14 hombres y cuatro mujeres- de edades comprendidas entre 65 y 92 años, han recibido sesiones de musicoterapia durante este año con el objetivo de mejorar su calidad de vida y aliviar a sus familiares y seres queridos.

La institución pionera fue el Hospital Royal Victoria en Montreal, Canadá, en el que comenzaron a utilizar el canto, instrumentos y música grabada en pacientes paliativos en 1978 con el objetivo de “aliviar los síntomas físicos y hacer frente a las necesidades psicológicas, sociales y espirituales de los usuarios, familiares y cuidadores”, indica Ripa.

Sin embargo, este tipo de tratamientos no están reconocidos oficialmente en España. De ahí, la necesidad de demostrar su utilidad y que realmente funcionan. Actualmente, la musicoterapia se lleva a cabo en pacientes paliativos en hospitales de Madrid, Barcelona, Vitoria, Canarias, Salamanca y Valencia.

El tratamiento se basa en pequeñas sesiones de 5 a 15 minutos de media por paciente en su habitación del hospital. La actividad se centra en tres objetivos: atenuar la percepción del dolor -conseguido en el 100% de las personas intervenidas-, abrir canales de comunicación que les permitieran expresarse –logrado en el 90% de los casos- y ayudar a sus familiares a despedirse. “Con lo observado podemos decir que cantar servía para que se acercaran de forma física, se tocaran y comenzaran una conversación con sus familiares”, añade.

Ripa, licenciada en Música por el Conservatorio  Superior de Música en Zaragoza, se ayuda de su clarinete para lograr sacar una sonrisa a sus pacientes. Además ha cursado dos másteres especializados en musicoterapia. “No se trata de entrar a la habitación y ponerse a tocar. Hay que tener los recursos necesarios para saber cómo reaccionar con cada paciente, cada caso es una improvisación”, asevera la especialista.

Entre sus herramientas básicas de trabajo se encuentran su clarinete, algunos pequeños instrumentos de percusión, su voz y un aparato de reproducción de música en el que suenan algunos temas clásicos o que le piden sus pacientes. “En muchos casos no pueden verbalizar o están sedados. La música habla por ellos y la utilizan para expresarse o para despedirse”, explica. Otra de las partes fundamentales de sus sesiones son las canciones personalizadas, a veces son los propios familiares quienes escriben la letra e improvisan su propia banda sonora.

Ripa destaca el apoyo del Hospital San José de Teruel, así como de todo su equipo. “Desde el principio se han mostrado abiertos a este tipo de terapias, les gustó mucho el proyecto y lo mejor es que vamos a seguir. Hemos visto muy buenos resultados y pacientes, familiares y estudios nos abalan”. Además, el pasado mes de abril se firmó un convenio entre el departamento de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Aecpal) y el grupo Muspal (Musicoterapia y Cuidados Paliativos), que les permitirán avanzar en este tipo de estudios.

Totalmente vocacional


Una de las prácticas más conmovedoras de sus sesiones se basa en el ejercicio de apuntar una palabra ‘presesión’ u otra ‘postsesión’ en la que pueden verbalizar cómo se sienten antes y después de recibir el tratamiento. Sin duda, Ripa se queda con estas últimas, entre las que se encuentran: “Mejor”, “Más relajado”, “¿Quedamos otro día?”, “¿Vas a volver mañana?”, “Gracias”.

“En el mundo tiene que haber gente para todo, pero creo que es algo totalmente vocacional, algo innato”, explica la musicoterapeuta. “Hasta el último aliento hay vida y la música es vida”, concluye. 
 
 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo