Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Nueva campaña para reducir la población de palomas en Teruel

Ante las quejas vecinales, el Ayuntamiento ha previsto incluir una partida en los presupuestos de 2017.

Numerosas palomas concentradas en el tejado del Palacio de Justicia.
Nueva campaña para reducir la población de palomas en Teruel
Antonio García/bykofoto

El Ayuntamiento de la capital estudia poner en marcha una nueva campaña para reducir la población de palomas en el casco urbano como respuesta a las quejas vecinales, procedentes principalmente del Casco Antiguo.

En las próximas semanas se definirá el plan con la finalidad de que pueda consignarse una partida en los presupuestos municipales de 2017. No obstante, las medidas adoptadas para controlar la presencia de estas aves en la ciudad serán similares a las desarrolladas en otras campañas, según adelantó el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Teruel, Julio Esteban. "La actuación seguirá la misma línea que años anteriores ­ –dijo el edil–. En cualquier caso, siempre de acuerdo con la normativa que regula este tipo de intervenciones".

La actuación consiste en la instalación de jaulas en diferentes puntos de la ciudad, generalmente azoteas o balcones. A través de cebos especiales, se intenta atraer a las palomas hacia estos mecanismos que permiten la entrada de las aves pero no su salida. El volumen de capturas de otras operaciones ha superado los 3.000 ejemplares.

Esta será la quinta campaña que emprende el Ayuntamiento con objeto de minimizar el impacto negativo que las palomas provocan en el patrimonio histórico de la capital, en edificios de carácter privado, en infraestructuras públicas y en calles. Julio Esteban manifestó que se trata de acciones periódicas que permiten controlar la proliferación de estas aves, "que atentan no solo contra la integridad de los inmuebles, sino que ocasionan un grave problema de salubridad". Nunca se ha llegado a su erradicación, algo muy complicado si, como asegura la presidenta de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, María José Izquierdo, "se sigue manteniendo el hábito de alimentar a las palomas".

La intención de la Concejalía de Medio Ambiente es iniciar la campaña en la primavera de 2017, una vez se cuente con la financiación y se adjudique la operación a una empresa especializada.

La presidenta de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico defendió este tipo de intervenciones para controlar la presencia de las aves. "De lo contrario –añadió– crecería desproporcionadamente su población". Se lamentó de los problemas que la concentración de excrementos de palomas produce en tejados y la obstrucción de canalones y bajantes de las edificaciones. María José Izquierdo señaló que muchas comunidades de vecinos han adoptado medidas "a título particular para evitar los daños", y agregó que en los monumentos se han instalado pinchos y redes con este mismo objetivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión