Despliega el menú
Teruel

La urbanización del Polígono Sur sigue inacabada con 200 familias ya en el barrio

Las empresas encargadas, en concurso de acreedores, paralizaron la obra en julio de 2014 y quedan infraestructuras básicas sin terminar por valor de 500.000 euros.

Las zonas verdes del Polígono Sur, a la espera del ajardinamiento, han sido invadidas por la maleza.
La urbanización del Polígono Sur sigue inacabada con 200 familias ya en el barrio
Jorge Escudero

La urbanización del Polígono Sur de Teruel, con capacidad para 847 viviendas, sigue paralizada desde el verano de 2014 y con pocas expectativas de reanudarse a corto plazo. Este nuevo barrio, donde ya residen en torno a 200 familias, tiene pendientes obras de equipamiento e infraestructuras básicas que rondan los 500.000 euros pero, antes de ejecutarlas, el Ayuntamiento deberá resolver un complicado procedimiento legal que incluye la resolución del contrato de urbanización, la disolución de la sociedad pública creada para ejecutar los trabajos –la Senda del Valadín– y la asunción de los trabajos pendientes por el Consistorio, que pasaría a cobro las correspondientes cuotas a los propietarios del suelo.

El portavoz del PSOE, José Ramón Morro, preguntó por la situación del Polígono Sur en el último pleno municipal a lo que la alcaldesa, Emma Buj, respondió que las dos constructoras que formaban la unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria de la urbanización han entrado en concurso de acreedores y "desde hace meses" ignoran los requerimientos del Ayuntamiento para retomar las obras. Buj añadió que, de acuerdo con el Gobierno aragonés –socio de la Senda del Valadín–, se procederá a la resolución del contrato con la UTE, aunque aclaró que el proceso será complejo y se alargará en el tiempo.

Las obras de urbanización pendientes incluyen la instalación de mobiliario urbano, el ajardinamiento, el alumbrado público, la señalización horizontal y finalizar la plaza de Europa, entre otros aspectos. El coste total de urbanización se eleva a 9,1 millones de euros, que se repercutirán en los propietarios del suelo. La ejecución, que arrancó en 2007, ha sufrido una cadena de contratiempos que han imposibilitado la finalización.

Los residentes, que empezaron a llegar en 2012, critican la precariedad de las infraestructuras. María Gómez, directiva de la Asociación de Vecinos del Ensanche y residente en el Polígono Sur, afirmó que "lo más urgente" es mejorar la limpieza, incrementar la dotación de contenedores y acabar las zonas verdes, que están invadidas por la maleza. Señaló que el Ayuntamiento ha activado el alumbrado público en los puntos donde es más necesario, pero quedan espacios sin iluminación.

Gómez reivindicó que "se desatasque de una vez" el proyecto de urbanización para que la vida en el barrio se pueda desarrollar con normalidad. Actualmente, el Polígono Sur cuenta con 276 viviendas, de las cuales dos centenares están ocupados, en su gran mayoría por parejas jóvenes con niños.

La alcaldesa explicó que el Ayuntamiento ha procurado mejorar las condiciones de habitabilidad al barrio, pero señaló que no puede asumir la urbanización pendiente, contratada por la Senda del Valadín. Añadió que la disolución de la sociedad compartida con la DGA será "complicada" debido a las deudas que acumula, entre otros acreedores, con el propio Gobierno aragonés.

La Senda del Valadín, participada por la DGA en un 80% y por el Ayuntamiento en un 20%, tiene pendiente el cobro de cuotas de urbanización por un importe que supera los 3 millones de euros. El proceso se ha visto dificultado y retrasado por el parón del sector inmobiliario desde el estallido de la crisis en 2008.

Etiquetas
Comentarios