Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La jubilación de 9 médicos en un año y medio agravará la falta de especialistas en el Polanco

El problema se suma a la marcha de una quincena de facultativos mediante el concurso de traslados.

Obras en el Hospital
Obras en el Hospital Obispo Polanco.
Jorge Escudero

En apenas año y medio, del pasado mes de abril a noviembre de 2017, 9 especialistas del hospital Obispo Polanco de Teruel –algo más del 6% de la plantilla– habrán llegado a la edad de jubilación, 65 años. El fin de su actividad profesional, unido a la previsible marcha de otros 14 facultativos que han sido admitidos en el concurso de traslados convocado por el Gobierno aragonés, acentuarán sin duda la falta de médicos que de forma endémica padece el centro hospitalario, con serios problemas a la hora de cubrir las plazas que quedan vacantes.

Las jubilaciones afectan a las especialidades de Oftalmología, Otorrinolaringología, Endocrinología, Traumatología, Medicina Interna, Cirugía y Urología. A finales de este año habrán alcanzado la edad dos especialistas y el resto lo harán en 2017. En 2018, al menos otro facultativo estará en la misma situación. No obstante, algunos de ellos podrían recurrir la normativa que les obliga a dejar de trabajar a los 65 años y, en caso de ganar el litigio, seguir ejerciendo la medicina asistencial.

Así las cosas, más de una especialidad del Obispo Polanco podría quedar en una situación complicada. Por ejemplo, de los cuatro facultativos que trabajan en Urología, dos han solicitado el traslado a otro destino, uno –con contrato eventual– acaba de marcharse y el cuarto se jubila al año que viene. Las dificultades para encontrar médicos que cubran los huecos que quedan en la capital turolense hacen que en la actualidad dos plazas de traumatólogo y otras dos de radiólogo permanezcan vacantes desde hace meses.

Fuentes médicas negaron, no obstante, que no haya profesionales sanitarios dispuestos a trabajar en Teruel. En su opinión, las plazas vacías no se publicitan lo suficiente fuera de Aragón, "lo que hace que a la capital turolense solo lleguen médicos de Zaragoza que quieren volver cuanto antes a su lugar de residencia". "Las plazas deben divulgarse a nivel nacional para que se entere todo el mundo", subrayaron las mismas fuentes, las cuales destacaron que en el Obispo Polanco "se trabaja muy bien, las guardias suelen ser tranquilas y se gana lo mismo que en un hospital más grande".

Paro cero

Desde el Gobierno aragonés explicaron que, si bien la Oferta de Empleo Público (OPE) se publicita en el Boletín Oficial de Aragón, cuando hay plazas que quedan sin cubrir se recurre a bolsas de empleo de otros territorios e incluso a comunidades científicas que divulgan el puesto de trabajo a nivel nacional e internacional a través de sus páginas web. "Lo que ocurre es que hay especialidades en las que el paro es cero", afirmaron en la DGA.

Para el sindicato médico CESM en Teruel, la solución a la falta de especialistas en el Obispo Polanco podría venir de la mano de una jubilación "flexible" y de una mayor frecuencia en la convocatoria de traslados. "Si cada año hubiera concurso de traslados, habría más médicos que querrían venir a Teruel –indicaron–;lo que no es normal es que uno tenga que aguardar seis años".

También la plantilla de enfermeros del Obispo Polanco ha registrado un elevado número de jubilaciones, 14 en lo que va de año, pero las plazas se cubren sin problemas al haber más oferta de profesionales, en gran parte por el funcionamiento de la Escuela de Enfermería en Teruel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión