Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El edificio modernista de Tabacalera se convertirá en un restaurante para bodas

La asociación cultural T-music lo reivindicó como centro de ensayos y conciertos.

El edificio modernista de la antigua Tabacalera, actualmente en desuso.
El edificio modernista de Tabacalera se convertirá en un restaurante para bodas
Javier Escriche

El edificio modernista de la antigua Tabacalera, situado a las afueras de Teruel, se adecuará en breve para su utilización como establecimiento hostelero para bodas, eventos y convenciones de empresas. Los propietarios han alquilado el artístico inmueble a la empresa Trufé Catering, que acometerá las reformas necesarias con el objeto de dedicarlo a la celebración de banquetes.

Una fuente de Trufé admitió ayer la firma del contrato de alquiler con el propietario, aunque no quiso precisar fechas sobre la apertura del establecimiento al público. La empresa, del grupo Juancibi –propiedad del empresario y político de Andorra Juan Ciércoles–, ha iniciado ya la campaña de promoción publicitaria y para captar clientes para bodas.

La empresa arrendataria tramita las licencias de obras y actividad en el Ayuntamiento. El pasado mes de septiembre ya se celebró un banquete de bodas, aunque según una fuente de la compañía hostelera se trató de una fiesta privada con motivo del enlace matrimonial de un hijo del propietario. Delante de la puerta principal todavía puede verse el césped artificial colocado para el evento.

El edificio de la antigua Tabacalera se empezó a construir en 1920 de acuerdo con los postulados modernistas. Está emplazado junto al camino del Carburo, en una zona de huertas al pie del barrio del Jorgito. Entre sus elementos más característicos, destaca la utilización de piedra de rodeno para levantar los muros. En los años setenta del siglo XX dejó de utilizarse y permanece sin ninguna actividad.

El concejal delegado de Urbanismo, Juan Carlos Cruzado, dijo desconocer el proyecto de Trufé para darle un uso hostelero al inmueble. Añadió que, a pesar de su singularidad histórica y artística, el edificio no goza de un régimen de protección que pueda entorpecer la intervención.

El alquiler del la nave cierra el paso definitivamente a los reiterados intentos de dar al edificio un uso cultural. Desde la coordinadora de grupos musicales de la ciudad T-music se lanzó en 2011 una propuesta para acondicionar en el inmueble un centro de ensayos y una pequeña sala de conciertos. La propuesta fue bien recibida por las Administraciones pero la falta de financiación y la dificultad de gestionar una iniciativa que afectaba a un edificio de propiedad privada paralizaron el proyecto.

Un portavoz de T-music, Julio Zapater, aclaró, no obstante, que el destino hostelero que descarta el centro cultural-musical no les coge de sorpresa. Explicó que para poder acceder a ayudas públicas la única solución era constituirse en una fundación que implicara a los propietarios.

T-music busca alternativas

Zapater explicó que T-music ha propuesto a la DGA reutilizar un edificio de su propiedad actualmente desocupado aunque en buen estado arquitectónico. El portavoz de la coordinadora musical reconoció que "no será un lugar tan bonito como la Tabacalera", pero puede resultar "más práctico" como lugar de ensayos y café-teatro.

T-music está actualmente a la espera de la respuesta del Gobierno aragonés sobre su propuesta, aunque Zapater señaló que la DGA se mostró receptiva ante la solicitud. La coordinadora, que aglutina a una veintena de grupos musicales, considera que la opción de acondicionar locales de ensayo en la iglesia de San Miguel es inviable debido a su elevado coste: 5,5 millones de euros, según el plan director recién presentado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión