Despliega el menú
Teruel

Convertir la ruinosa iglesia de San Miguel en un centro cultural costará 5,4 millones de euros

El plan director para rehabilitar el templo en 5 fases contempla un auditorio de 200 localidades. Las primeras intervenciones serán de consolidación estructural.

Proyecto de la reconstrucción.
Proyecto de la reconstrucción.
Heraldo

Rehabilitar la iglesia de San Miguel, en estado ruinoso, para convertirla en el principal centro cultural de la ciudad costará 5.448.139 euros, de acuerdo al plan director que acaba de recibir el Ayuntamiento de Teruel. La actuación propuesta se divide en cinco fases, al cabo de las cuales el achacoso templo actual acabará convertido en un auditorio para más de doscientos espectadores, una sala de exposiciones y ocho locales de ensayos, entre otras dependencias.

La intervención diseñada por Aguerri Arquitectos S. L. arrancaría con una primera actuación de apuntalamiento dada la precaria situación del edificio. Quedaría para las siguientes fases la consolidación y restauración del monumento. La quinta y última etapa, con un coste de 1.595.084 euros, incluye el acondicionamiento de un salón de actos y conciertos y una sala de exposiciones.

La alcaldesa, Emma Buj, aclaró que el ritmo de ejecución del plan director dependerá de la disponibilidad financiera del Ayuntamiento y de las prioridades que determine a la hora de invertir. A su juicio, habría que estudiar a corto plazo la ejecución de las fases "más necesarias", que giran en torno a la rehabilitación estructural, y supeditar el resto a la capacidad inversora del Consistorio.

La restauración de la iglesia de San Miguel, construida en el siglo XVIII en estilo barroco, se afronta después de un intento fallido de traspasar esta misión a la asociación de rumanos ortodoxos de San Nichifor el Confesor. El Ayuntamiento cedió el templo al colectivo inmigrante en 2010 con el objetivo de que lo rehabilitara como centro multicultural y religioso, pero la falta de financiación de los beneficiarios abortó el proyecto.

El inmueble presenta un grave deterioro arquitectónico, con filtraciones, humedades, desplome de pilares y agrietamientos en elementos estructurales, como pilares, muros y bóvedas. Un reciente informe geológico sobre el templo alerta de la "urgente necesidad" de reforzar la estructura.

La culminación del plan director generaría un edificio de uso cultural con 2.476 metros cuadrados útiles. La planta principal, a nivel de la actual iglesia, tendría 902 metros cuadrados. La rehabilitación de las criptas generaría 400 metros cuadrados.

El plan director, financiado con cargo al Fondo de Inversiones (FITE), prevé demoler el edificio anejo al templo –unas antiguas escuelas– para levantar en su lugar un nuevo inmueble de diseño moderno con una inversión que ronda los 1,5 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios