Teruel
Suscríbete por 1€

La Confederación del Júcar multa al Ayuntamiento por vertidos sin depurar

Le sanciona con 1.500 euros por un fuga de aguas residuales hacia el río Turia en la zona de Franciscanos.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) multa al Ayuntamiento de Teruel por un vertido de aguas residuales sin depurar al río Turia a la altura de Franciscanos. El expediente sancionador se abrió en octubre de 2014, pero la resolución se dictó el pasado febrero y consistió en una multa de 1.500 euros. La CHJ ha constatado que, a pesar de las obras que afirma haber llevado a cabo el Consistorio para resolver el problema, se siguen produciendo fugas de vertidos no autorizados al cauce fluvial.

Una fuente de la CHJ señaló que el vertido sancionado procede de una zona residencial y de uso industrial denominada La Moratilla y que debería ser derivado a la planta depuradora de aguas residuales de la ciudad, en Villaspesa. El organismo de cuenca tuvo en cuenta a la hora de cuantificar la sanción las "actuaciones efectuadas por el Ayuntamiento tendentes a evitar el vertido", consistentes en obras para conectar las edificaciones de las que procede la fuga a la estación de bombeo que impulsa las aguas negras hacia la depuradora. Los trabajos terminaron a finales de 2015.

Sin embargo, la CHJ recibió el pasado febrero un informe que alertaba de que "sigue saliendo vertido" directamente al río y sin ningún tratamiento previo. El documento añade que, al parecer, las aguas residuales proceden "de una serie de viviendas aledañas a la avenida de Zaragoza, de una red desconocida hasta ahora que también recoge las aguas pluviales de las cunetas de la vía ferroviaria". Ante la constatación de que, a pesar de la sanción y de la justificación de las obras correctoras continúan llegando aguas contaminadas al Turia, la CHJ considera que "obviamente" el problema sigue sin resolverse y ha comunidad al Área de Calidad de las Aguas que haga un seguimiento de la situación.

El concejal delegado de Medio Ambiental, Julio Esteban, dijo desconocer el problema de vertidos que ha desembocado en la multa de la CHJ y también la existencia del expediente sancionador. Esteban explicó que trabaja para solucionar las carencias de cinco barrios rurales que no disponen de depuradora de aguas residuales:Villaspesa, El Campillo, Caudé, Tortajada y Valdecebro. El Ayuntamiento ha encargado un estudio sobre las soluciones a adoptar para acabar con los vertidos sin tratar.

En un caso, Villaspesa, las aguas negras serán derivadas a la depuradora municipal, mientras que en el resto de las pedanías el problema se afrontará, previsiblemente, con sus plantas de tratamiento individuales. El concejal añadió que será precisa alguna modificación del planeamiento urbanístico para canalizar los vertidos al punto de tratamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión