Teruel
Suscríbete por 1€

Samca, optimista sobre el futuro de la térmica de Andorra y del carbón

La empresa carbonífera proyecta abrir una explotación de exterior pero no la pondrá en marcha hasta que Endesa no se comprometa a modernizar la central.

Los representantes de la mesa por el futuro de la comarca de Andorra, momentos antes de la reunión.
Los representantes de la mesa por el futuro de la comarca de Andorra, momentos antes de la reunión.
M.Q

La empresa Samca, que concentra la práctica totalidad de la producción carbonífera turolense, se mostró ayer optimista sobre el futuro de la central térmica de Andorra y con ella del sector carbonífero en la provincia de Teruel. Directivos de la compañía minera trasladaron sus expectativas a una delegación de la mesa por el futuro de la comarca andorrana con la que se reunieron en el Ayuntamiento de Ariño.

Los responsables de Samca en Ariño, Justo Martín y Pedro Alonso, explicaron que la empresa tiene proyectada una nueva mina de exterior entre los municipios de Oliete, Alcaine y Ariño aunque no la abrirá hasta que Endesa no se comprometa a modernizar la central de Andorra. Se mostraron convencidos de que la inversión precisa se hará realidad. La central, de la que depende el futuro del sector minero aragonés, precisa de una reforma que costará 230 millones de euros para seguir operativa mas allá de 2023.

La delegación minera estuvo formada por los alcaldes de Andorra y Ariño, Sofía Ciércoles y Joaquín Noé, respectivamente, representantes sindicales, empresariales y ciudadanos. La comisión destacó su "buena sintonía" con Samca, aunque no logró disipar su preocupación sobre el futuro de la comarca.

La empresa les comunicó que el suministro de la central es inestable porque solo se firman contratos de un mes de duración a razón de 40.000 toneladas mensuales. A pesar de la escasa demanda de mineral de Endesa, Samca mostró su voluntad de resistir apoyada en su actividad económica diversificada. Además, los directivos de la compañía señalaron que el propietario de la empresa, Ángel Luengo, está "comprometido" con el futuro de Ariño porque todo su grupo empresarial arrancó en esta localidad.

La mesa por el futuro y la reindustrialización de Andorra lleva trabajando varios meses en torno a dos prioridades: conseguir que se acometa la inversión de 230 millones de euros que necesita la térmica para alargar su vida útil y exigir a las administraciones que pongan en marcha un plan de reindustrialización. Este foro convocó la manifestación del 19 de mayo en la Villa Minera, secundada por unas 3.000 personas.

La empresa Samca no se comprometió con un hipotético plan de reconversión de la comarca aunque sin descartarlo. Señaló que ya se ha implicado en los sectores en los que ha visto posibilidades de desarrollo en la zona, como la extracción de arcillas.

Tras la manifestación, la mTeruelesa acordó ponerse en contacto con una empresa de capital norteamericano dedicada a buscar inversiones y reconvertir zonas en declive. Fue una propuesta del presidente de la asociación empresarial de Andorra, Roberto Miguel, que será trasladada a la Sociedad Municipal de Andorra. "El objetivo es contratar una compañía que capte inversiones y llene los polígono", dijo Miguel.

La reunión de ayer se produjo en una semana en la que el futuro del sector ha generado debate a todos los niveles. El martes se firmó en Madrid un acuerdo estatal que propusieron sindicatos y patronal a los gobiernos de las comunidades donde hay minas de carbón, a las asociaciones de municipios mineros y a los partidos políticos. Decidieron no rubricar el texto PP, Podemos e IU.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión