Despliega el menú
Teruel

Alumnos de cuatro municipios del Maestrazgo cursarán bachillerato en un pueblo de Castellón

El instituto de Villafranca del Cid celebra hoy una asamblea para informar a los padres y estudiantes. Los escolares turolenses se ahorrarán un desplazamiento a la capital de más de una hora.

Un instituto con 90 alumnos. El instituto de secundaria de Villafranca del Cid (Castellón) cuenta con 90 alumnos, a los que el próximo curso se sumarán entre 18 y 20 de bachillerato. En la foto, aula de tecnología de primero de ESO.
Un instituto con 90 alumnos. El instituto de secundaria de Villafranca del Cid (Castellón) cuenta con 90 alumnos, a los que el próximo curso se sumarán entre 18 y 20 de bachillerato. En la foto, aula de tecnología de primero de ESO.
Heraldo

Los alumnos de bachillerato del Maestrazgo turolense podrán estudiar el próximo curso en el instituto de secundaria de Villafranca del Cid (Castellón), que hoy celebra una asamblea con los futuros alumnos y sus padres para informar sobre esta posibilidad. Los estudiantes se ahorrarán así un desplazamiento de 100 kilómetros hasta la capital turolense. Y lo mismo vale para los chicos y chicas del Maestrazgo castellonense, que tenían que viajar hasta Castellón para cursar bachillerato, una oferta educativa que se podrá implantar en Villafranca a partir de septiembre gracias a la suma del alumnado de las vertientes aragonesa y valenciana de la comarca.

El instituto de Villafranca confía en incorporar el próximo septiembre a 18 alumnos para el primer curso de bachillerato en las modalidades de humanidades y ciencias sociales y ciencias. El alumnado se repartirá, de acuerdo a las previsiones del centro, al 50% entre jóvenes de Teruel y de Castellón. Si todo va bien, el próximo año se ofertará también el segundo curso. Además, el centro de secundaria ofrecerá el módulo de grado medio de atención a personas dependientes, aunque la introducción de esta oferta formativa dependerá de que se alcance el mínimo exigido por la Generalitat de 15 matriculados.

El instituto diseña con las asociaciones de padres y los ayuntamientos la ruta escolar que recogerá a los estudiantes que cada día se desplazarán desde las localidades turolenses más cercanas. Cantavieja aportará 5 niños; La Iglesuela del Cid, 2; y Tronchón y Fortanete, uno cada una.

Los estudiantes aragoneses estarán exentos de la enseñanza del valenciano, de acuerdo al convenio alcanzado entre los gobiernos de ambas comunidades. Sin embargo, el centro pondrá a disposición de los alumnos turolenses la posibilidad de asistir las clases de valenciano como oyentes o como una asignatura evaluable. Si optan por mantenerse al margen, un profesor los atenderá en la biblioteca para que lleven a cabo sus tareas.

El alcalde de Cantavieja y padre de una de las futuras alumnas, Vicente Altabás, se mostró "muy interesado" por la solución aplicada en bachillerato, que cambia un desplazamiento de más de una hora a Teruel para pasar toda la semana fuera de casa por uno diario de 20 minutos. Altabás afirmó que esta medida, además de facilitar la vida de los niños y las familias, ayudará "a fijar población en el territorio".

El director del instituto de Villafranca, Alfonso Roig, se mostró convencido de que la suma de alumnos de Castellón y Teruel puede mantener la enseñanza de Bachillerato en la localidad indefinidamente. Roig explicó que la posibilidad de asistir a las clases de valenciano o incluso matricularse en esta asignatura incorpora un conocimiento añadido a la formación de los estudiantes turolenses que puede serles útil a la hora de buscar empleo en la Comunidad Valenciana.

El reparto entre la DGA y la Generalitat del gasto añadido en transporte escolar y comedor derivado de la afluencia de alumnos aragoneses a Villafranca esta todavía por concretar, aunque el alcalde de Cantavieja manifestó la disposición de los ayuntamientos y de la Comarca a colaborar con los padres para sufragar los costes.

Etiquetas
Comentarios