Despliega el menú
Teruel

Los Juzgados recuperan hoy su actividad tras casi 4 días parados

Eliminado el virus informático que infectó a los más de 100 ordenadores.

La orden de no encender los ordenadores seguía vigente ayer en los Juzgados de Teruel.
La orden de no encender los ordenadores seguía vigente ayer en los Juzgados de Teruel.
M. A. M

Todo indica que los Juzgados de la capital turolense recuperarán esta misma mañana su actividad normal tras tres días de parón y uno a medio gas a causa de un virus informático que infectó a los más de 100 ordenadores que hay distribuidos por los distintos órganos judiciales.

El problema se detectó a última hora de la mañana del pasado jueves y hasta ayer a mediodía los técnicos no terminaron de limpiar, uno por uno, todos los equipos informáticos afectados. Los empleados no pudieron trabajar durante la jornada del viernes y el Juzgado de Guardia tampoco logró hacerlo ni el sábado ni el domingo. Tras un arranque escalonado y monitorizado de los ordenadores, ayer, sobre las doce del mediodía, algunos servicios judiciales recuperaban paulatinamente la actividad mientras que está previsto que el resto lo hagan hoy.

Fuentes del Gobierno aragonés destacaron que el trabajo de los técnicos ha sido complejo y laborioso, pues solo en la limpieza del servidor emplearon 30 horas. Agregaron que, aunque el virus que entró en el sistema informático de los Juzgados de Teruel propagándose a través de los correos electrónicos era conocido, este llegó perfeccionado, por lo que no pudo ser detectado por el programa antivirus.Sin coste añadido

Las mismas fuentes oficiales señalaron que el incidente no ha supuesto coste económico alguno para la DGA al haber sido solucionado por la empresa pública Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST), que forma parte de los recursos propios del Gobierno aragonés.

Ayer a media mañana, mientras algunos juzgados –como los de primera instancia e instrucción uno y dos y los de lo Contencioso-Administrativo, Social y Menores– funcionaban ya con normalidad, otros no podían decir lo mismo. En el Juzgado de Instrucción número 3 seguían sin poderse encender los ordenadores y los empleados no ocultaban su preocupación. "Se nos va a amontonar el trabajo;confiamos en que al menos no se haya perdido documentación", dijo una trabajadora.

En la Audiencia Provincial, la plantilla de la sección de Penal no podía trabajar y la de Civil, solo a medias. También en el Juzgado de lo Penal tenían problemas, si bien los juicios señalados pudieron celebrarse con normalidad. "El problema es que algunos compañeros no pueden entrar en el ordenador", explicaba una funcionaria.

El presidente de la Junta de Personal de los Juzgados, Manuel Prat, advirtió de que la, a su juicio, "excesiva dependencia" de la tecnología informática hace imprescindible "contar con alternativas al trabajo de ordenador, para evitar que todo quede bloqueado".

Etiquetas
Comentarios