Despliega el menú
Teruel

Alfambra rememora su pasado medieval con una fiesta popular que multiplica la población

Todos los vecinos participan en la preparación de los actos, entre los que figuran recreaciones, desfiles y juegos tradicionales.

Las recreaciones teatrales sobre la historia medieval de Alfambra son el eje de la fiesta.
Las recreaciones teatrales sobre la historia medieval de Alfambra son el eje de la fiesta.
Jorge Escudero

La localidad de Alfambra recrea estos días su pasado medieval con una fiesta, la Encomienda de Montegaudio, que atrae cada vez más visitantes. Declarada de Interés Turístico en Aragón, se calcula que esta doceava edición, que arrancó el pasado jueves y termina hoy, ha reunido a más de 3.500 personas, lo que supone multiplicar por seis la población habitual del municipio, que ronda los 600 habitantes.

La alta participación de los vecinos, que se implican en la preparación de las actividades y se convierten en los más de 100 actores que recrean los principales pasajes históricos es, para el alcalde de Alfambra, Francisco Abril, la "clave" del éxito de la celebración.

"Año tras año crece el número de visitantes. Ahora vienen muchos hijos del pueblo que antes buscaban otros destinos para pasar estos días de la Semana Santa", afirmó Abril. "Estamos muy contentos con la evolución de esta fiesta", agregó.

La celebración da a conocer los acontecimientos históricos más destacados del siglo XII en la localidad. Fue entonces cuando el conde de Sarria, Rodrigo Álvarez, señor feudal de Alfambra, crea la orden de Santa María de Montegaudio, a la que el rey de Aragón cede el castillo que hay en el término para defender las nuevas tierras conquistadas.

La recreación teatral más importante tuvo lugar ayer tarde con la participación de una veintena de actores aficionados que dieron vida a los personajes de la leyenda ‘La enterrada viva’. En ella, los protagonistas, el conde Rodrigo Álvarez, su esposa, María Ponce, y el rey moro de Camañas, se ven envueltos en una historia de infidelidades, estratagemas y batallas.Jaimas y mercado medieval

Alfambra se sumerge así en su historia feudal. Además de las representaciones teatrales, 16 jaimas distribuidas por las plazas de Montegaudio y Rabal dan ambientación a la fiesta. Hay también un mercado medieval, juegos tradicionales aragoneses para todos los públicos y una comida popular en la Taberna. El desfile de órdenes militares que tuvo lugar ayer por las calles de la villa, con más de 300 participantes, fue otro de los actos que congregó a mayor número de visitantes.

Francisco Abril destacó el interés de los jóvenes por implicarse en la fiesta. "Todos los que cumplen 18 años, se incorporan como quintos y al año siguiente ya preparan su jaima", afirmó. Asimismo, resaltó la labor de la Asociación de Amas de casa que, apoyándose en la empresa turolense Medieval Factory, confecciona los trajes de inspiración medieval que usan los actores y organiza un taller de estandartes para los más pequeños.

El nombramiento de Comendador de la Orden de Montegaudio ha recaído en esta ocasión en la persona de Amador Villamón, que fue alcalde de Alfambra durante dos décadas y concejal de la Corporación Municipal a lo largo de ocho años. La localidad reconoce de esta forma la dedicación de Villamón al buen funcionamiento del municipio.

Etiquetas
Comentarios