Despliega el menú
Teruel

Los dos supuestos autores del crimen de Fuentes Claras podrían ser juzgados en Marruecos

El Juzgado de Calamocha baraja remitir el sumario al país africano, al que huyeron los principales sospechosos.

Un investigado por el crimen de Fuentes Claras se dirige al Juzgado de Calamocha para declarar.
Un investigado por el crimen de Fuentes Claras se dirige al Juzgado de Calamocha para declarar.
J. E.

Los dos supuestos autores materiales del homicidio de Luis Esteban –el comerciante de Fuentes Claras que murió en febrero de 2015 como consecuencia de una brutal paliza– podrían ser juzgados por tribunales marroquíes, de acuerdo a un convenio existente entre los estados de España y Marruecos. Los principales sospechosos de haber dado muerte a Esteban en el transcurso de un robo a su casa, los marroquíes Fadil El Asnaoui y Mhamed Cherkaoui, huyeron a su país el 23 de febrero de 2015, el mismo día en que unos vecinos descubrían el cuerpo sin vida de Esteban.

El Juzgado de Calamocha, que instruye el caso, ha cursado una orden de búsqueda nacional contra El Asnaoui apoyada en los rastros de ADN que le vinculan con el homicidio y lo mismo podría ocurrir en breve con Cherkaoui. El siguiente paso procesal será emitir una orden internacional de detención, que tiene pocas expectativas de éxito.

El último cartucho para procesar a los dos huidos pasa por aplicar el acuerdo de asistencia penal España-Marruecos que contempla la remisión del sumario al país magrebí para que sea su Justicia la que retome la instrucción y proceda, en su caso, al enjuiciamiento y condena. Las penas podrían ser en este supuesto mucho más severas que las previstas por la legislación española, sin excluir la pena capital.

Los otros dos implicados en el robo y posterior homicidio de Luis Esteban son El Fatmi Chafnaje y Rachid Lioumouri, ambos en prisión. Su protagonismo en los hechos fue, aparentemente, menor. Chafnaje es esposo de la mujer que se encargaba de la limpieza en casa de Esteban y podría haber actuado como informador, mientras que Lioumouri condujo el vehículo en el que tres de los detenidos se desplazaron desde Zaragoza la noche de autos.

Durante la mañana de ayer comparecieron en el Juzgado de Calamocha dos investigados por el caso, uno de los cuales fue un compatriota y conocido de los presuntos autores del crimen, A. E. I., cuyos servicios fueron solicitados en dos ocasiones para que les trasladara en su coche desde Zaragoza. La segunda vez no pudo hacer el viaje porque no disponía de vehículo.

También compareció ante el juez instructor la expareja de Mhamed Cherkaoui, una vecina de Zaragoza de 24 años cuyas iniciales son P. A. A. L. Declaró que desde que su compañero sentimental se marchó a Marruecos, el 23 de febrero de 2015, no ha tenido ningún contacto con él y nunca tuvo conocimiento de los planes delictivos de su novio. Cuando Cherkaoui salió de España, la chica estaba embarazada. Argumentó que tenía que visitar a una hija de una relación anterior que estaba enferma.

También prestó declaración el padre de P. A. A. L., aunque en calidad de testigo. Se trata de un vecino de Zaragoza que responde a las iniciales F. J. A. G., de 58 años, que es el propietario del vehículo en el que se desplazaron a Fuentes Claras tres de los cuatro supuestos implicados en el crimen y que sirvió para llevarse el botín del robo, la caja fuerte en la que la víctima guardaba los ahorros. Señaló que el que fuera pareja de su hija cogía su coche habitualmente y señaló que no vio ningún indicio de que el vehículo hubiera sido utilizado para ningún acto ilícito. Aunque la caja fuerte sigue sin aparecer, las investigaciones apuntan a que pudo ser abierta en algún punto entre Fuentes Claras y Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios