Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La ambientación de época, dispuesta

En una jornada de trabajo a destajo se levantaron 150 jaimas y se montó un mercado medieval con 250 puestos de venta.

El grupo de Monjes del Císter completa su jaima en el Óvalo.
El grupo de Monjes del Císter completa su jaima en el Óvalo.
A. G./B.

Las calles y plazas de Teruel se poblaron ayer de escenografías que recrean viviendas, hogares, talleres artesanos y hasta conventos del siglo XIII para servir de escenario a la recreación teatral de la leyenda de los Amantes, que alcanzará sus momentos culminantes durante el próximo fin de semana. Ciento cincuenta grupos que recrean cofradías, órdenes religiosas, asociaciones, oficios y familias del medievo turolense levantaron otras tantas sedes para las fiestas en un abrir y cerrar de ojos.

El presidente de la Federación de Asociaciones ‘Las Bodas de Isabel de Segura’, Joaquín Meléndez, explicó que el proceso de montaje de las jaimas –sedes de los grupos recreacionistas– funcionó ayer como un reloj y se dio por finalizado al anochecer. La cifra de grupos –150– es la misma que el año pasado.

La ambientación medieval se completó con la instalación del mercado, que, con 250 puestos, se extiende por calles del Ensanche y del Centro Histórico. Los vendedores se mostraron esperanzados respecto a un buen resultado económico ante la previsión de buen tiempo de los meteorólogos para los próximos días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión