Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Los trabajadores rechazan el recorte de plantilla de Endesa al no garantizarse la inversión

Las negociaciones para aplicar un plan de optimización en las centrales térmicas terminaron ayer sin acuerdo.

El periodo de consultas que inició Endesa este mes para negociar un plan de optimización que prevé recortes de plantilla en todas las centrales térmicas del país concluyó ayer sin acuerdo. Los trabajadores y la empresa, tras más de cuatro horas reunidos en Madrid, firmaron un "acta de desacuerdo" poco antes de las nueve de la noche. "No estábamos dispuestos a asumir la pérdida de puestos de trabajo si no se despejaba el futuro de las térmicas y se garantizaban las inversiones. Pero nos dicen que, por ley, lo pueden hacer", explicó tras el encuentro Antonio Planas, representante de CCOO-Andorra. Los representantes de los trabajadores ya exigieron este compromiso en el primer encuentro. "Pero Endesa sigue enrocada y trasladando que la última decisión la tiene Enel Italia", añadió el presidente del Comité de la térmica, Hilario Mombiela.

El plan de optimización de Endesa prevé que en Andorra la plantilla se vea reducida en un 24% a través de 42 prejubiliaciones, puestos de trabajo que, a priori, no se restituirán. También contempla la externalización de algunos servicios dentro del parque de carbones. El plan se aplicará a lo largo de este año.

En Andorra, no se descartan movilizaciones a partir de ahora. Por el momento, los sindicatos valorarán cómo pueden afectar los recortes a las subcontratas que Endesa tiene en la térmica.

Si se inician protestas, servirán también para recordar que el viernes van a la calle los 33 trabajadores de la empresa Villajos, subcontrata de Samca, en la mina a cielo abierto de Ariño. La decisión de la compañía fue notificada hace quince días a los empleados y el motivo, según la empresa matriz, es el descenso en la actividad de extracción de carbón en la localidad. Esta reducción estaría motivada porque la demanda de carbón autóctono de la central térmica de Andorra no alcanza los niveles de meses anteriores. En enero se estaría llevando a Andorra una tercera parte de lo que estaba saliendo de la mina el año pasado.

Con esta realidad, la cuenca minera turolense deposita todas sus esperanzas en que Endesa decida finalmente invertir en la central térmica de Andorra los 230 millones de euros que necesita para adaptarse a la nueva normativa ambiental y alargar su vida útil más allá de 2023. Una decisión favorable garantizaría la estabilidad en el sector del carbón y posibilitaría la apertura de nuevas explotaciones a cielo abierto en la provincia, como la que está prevista en el paraje de La Codoñera, en los términos municipales de Oliete y Alcaine. De ella se obtendrían aproximadamente 30 millones de toneladas brutas de carbón.

Reunión de Acom con Gastón

Por otra parte, la Asociación de Comarcas y Municipios Mineros (Acom) solicitó reuniones con las diferentes consejerías de Industria de los gobiernos regionales. La consejera de DGA, Marta Gastón, recibirá mañana a los representantes mineros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión