Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Peñarroya saca a concurso la gestión de la planta de purines, parada desde hace 4 años

Construida por el Instituto Aragonés del Agua, se abandonó por el alto coste de funcionamiento. Cuatro empresas podrían estar interesadas en su explotación, una de ellas para fabricar fertilizantes.

El presidente de la comarca del Matarraña, a las puertas de la planta de tratamiento de purines.
El presidente de la comarca del Matarraña, a las puertas de la planta de tratamiento de purines.
L. C.

El Ayuntamiento de Peñarroya de Tastavins aprobó el miércoles en pleno la publicación del pliego de condiciones para la adjudicación de la gestión de la planta de tratamiento de purines que el Instituto Aragonés del Agua construyó en la localidad en 2009 y que solo pudo funcionar la mitad de ese tiempo. Todo ello a pesar de la no inclusión, a última hora, de 200.000 euros que el Gobierno de Aragón iba a destinar a la puesta en marcha de esta planta través del FITE.

Desde el Consistorio manifiestan cierto malestar. El Ayuntamiento, con Francisco Esteve a la cabeza, lleva muchos meses trabajando para sacar adelante "de una vez por todas" esta planta de depuración. El malestar viene dado también por el retraso que ha conllevado este trámite burocrático. "Queríamos haber publicado este pliego de condiciones la última semana de diciembre con o sin FITE, sin embargo la inclusión de estos 200.000 euros nos obligó a retrasar más de dos semanas el trámite; un trabajo y un tiempo que hemos perdido", manifestó Esteve.

En cualquier caso, a partir de ahora las empresas que quieran hacerse con la gestión de esta planta dispondrán de un mes de plazo para presentar sus propuestas, encaminadas a la generación de biogas o a la producción de fertilizantes, propuesta esta última que parece agradar más a DGA, como así manifestó el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona. El consejero afirmó en su visita al Matarraña el pasado mes de noviembre que desde su Departamento ayudarían en todo lo posible para poner en marcha esta planta de depuración, pero que la solución en ningún caso podría pasar por ofrecer subvenciones y que la gestión habría de ser "rentable y sostenible". Posición que reafirmó esta misma semana en su visita a Alcañiz.

La intención es licitar la planta en este primer trimestre de 2016. En su explotación podrían estar interesadas hasta 4 empresas, entre ellas, una que elabora fertilizantes a partir de estos purines sin provocar residuos.

Las plantas de purines de Peñarroya de Tastavins y Valderrobres costaron en 2009 más de 14 millones de euros, procedentes de fondos europeos. Los proyectos tenían como objetivo resolver uno de los principales problemas que tiene la comarca del Matarraña y crear puestos de trabajo. Sin embargo, y a pesar de esta gigantesca inversión, el problema sigue aún sin resolverse y se agrava día a día. La esperanza de todo un territorio está ahora en la puesta en marcha de la planta de Peñarroya, que de salir adelante podría ser un referente para otros territorios con problemáticas similares.Proyecto de Ocio Mas d’Arsís

Otro de los proyectos que el Matarraña tiene encima de la mesa, en este caso para dinamizar el sector turístico, es el futuro complejo de ocio del Mas d’Arsís, en el término de Monroyo y muy próximo también a la localidad de Peñarroya. La institución comarcal del Matarraña apuesta por iniciativas que permitan diversificar la oferta turística y de ocio. Fue el proyecto denominado Matarraña Vital del arquitecto, Dani Freixes, el que ganó el concurso de ideas fallado a principios de 2015.

Sin embargo, las elecciones y la incertidumbre política aparcaron durante meses una idea que podría volver a retomarse dado que el FITE contempla una partida de 400.000 euros destinados a la compra de los terrenos y su rehabilitación. Fondos que, de no llegar a un acuerdo antes del 31 de diciembre de este año, caerían en saco roto. La inversión total de este proyecto realizado por Varis Arquitectes es de casi seis millones de euros. La financiación quedaría resuelta con una segunda partida de 100.000 euros procedentes de un convenio con Caja Rural de Teruel también para la puesta en marcha del centro.

Se trata de un proyecto que apoya el equipo de gobierno conformado por PSOE y PAR, pero que está generando controversia en los demás grupos políticos, PP y CHA. Los populares creen que hay "otras prioridades", como así manifestó Juan Enrique Celma, portavoz del PP en el Matarraña. Por su parte, el consejero y portavoz de CHA, Iñaki Belanche, se opone también a la idea. "No somos partidarios de este tipo de proyectos", manifestó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión