Despliega el menú
Teruel

Los vecinos de Teruel presentan varias propuestas de uso de la Iglesia de San Miguel

Desde un espacio cultural, hasta un museo acerca de la historia de Teruel.

La Asociación de Vecinos del Centro Histórico de Teruel ha remitido al Ayuntamiento un documento en el que plantea diferentes propuestas para la utilización del edificio de la antigua iglesia de San Miguel, inmueble de propiedad municipal en desuso desde hace décadas.

Entre otras alternativas, los vecinos han pedido la creación de espacios para asociaciones culturales y artísticas, un museo interactivo sobre el Modernismo, un museo acerca de la historia de Teruel, o sobre la historia del Cine dedicado al pionero Segundo de Chomón, natural de esta ciudad.

También ha estimado la posibilidad de crear salas de estudio para los fines de semana, tras el cierre de las que había en el Centro Cultural de Ibercaja, así como salas de reuniones o un salón de actos.

Para los vecinos, sería posible dividir en dos plantas el edificio y destinarlo a acoger exposiciones, audiovisuales, desarrollar taresas de auditorio o incluso darle un uso deportivo como rocódromo y un gimnasio municipal.

Todas estas propuestas deberán estudiarse en una comisión municipal ya que hasta el momento sólo se ha revisado una realizada por una empresa, que presentó un documento al Ayuntamiento antes de que la propiedad fuera recuperada para el patrimonio municipal.Historia del templo

La Iglesia de San Miguel fue una de las parroquias creadas en tiempos de la fundación de la ciudad a finales del siglo XII, aunque la fábrica actual es de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII. En la Guerra Civil sufrió daños y en los años 80 del siglo XX se cerró al culto por falta de feligreses.

A mediados de los años 90, la adquirió al obispado el Ayuntamiento y se planteo ubicar en ella una sala de conciertos y, alternativamente, un lugar para exponer una colección de cuadros.

El edificio fue cedido en 2010 por un período de 90 años a una asociación de rumanos ortodoxos para crear allí su parroquia, con la obligación de rehabilitarla, si bien los promotores del proyecto no lo han llevado a cabo.

Ante la ausencia de responsables y el incumplimiento de las condiciones impuestas para la cesión, el Ayuntamiento decidió que el bien inmueble revirtiera al patrimonio municipal, como ha ocurrido, tras un largo proceso administrativo que ha concluído con la autorización judicial para entrar y tomar posesión del bien, lo que se hizo efectivo el pasado lunes.

El estado del templo es ruinoso y con numerosos problemas en muros y pilares, daños en la cubierta, suelo con hundimientos y debajo existen enterramientos hasta el siglo XIX, aspectos que dificultan cualquier tarea de recuperación.

El Ayuntamiento ha solicitado una partida de 100.000 euros al Fondo de Inversiones de Teruel para la elaboración de un proyecto para este edificio con cargo a la anualidad de 2015, que está pendiente de que sea comunicada por el Instituto Aragonés de Fomento.

Etiquetas
Comentarios