Despliega el menú
Teruel

Más de cuarenta murales de arte urbano para regenerar el degradado barrio de San Julián

La Asociación de Vecinos, una de las más activas de la ciudad, quiere crear una ruta artística de fachadas pintadas para impulsar la dinamización de la zona.

Casanova mira el trampantojo sobre el asilo y Monguió, de M. Trazo y Mahow. Es el mural más grande.
Casanova mira el trampantojo sobre el asilo y Monguió, de M. Trazo y Mahow. Es el mural más grande.
J. E.

Los vecinos del barrio de San Julián llevan una década luchando para regenerar sus calles y plazas y para que deje de ser considerada una de las zonas de la ciudad más degradadas y con un mayor nivel de envejecimiento entre sus moradores.

La última de las acciones impulsadas por la Asociación de Vecinos con objeto de revitalizar este sector de Teruel ha sido la creación de un museo a cielo abierto con más de cuarenta murales repartidos en diferentes fachadas de viviendas o de naves industriales. Los vecinos quieren que estas pinturas –algunas de las cuales han sido realizadas por figuras de renombre del arte urbano nacional incluso internacional, como Míster Trazos, Isaac Mahow o Míster Le Chat– formen parte de una ruta con suficiente tirón para atraer a visitantes.

Esta actividad artística, que comenzó hace cinco años de forma incipiente con la finalidad de mejorar la imagen estética del barrio, es actualmente una práctica ya consolidada que ha logrado representar murales de gran envergadura con una temática muy variada. No obstante, la mayoría están vinculadas a problemáticas de carácter social de San Julián o relacionadas con las tradiciones y leyendas turolenses.

Esta es una más de las numerosas actuaciones que ha emprendido en sus nueve años de andadura la actual Asociación de Vecinos, una de las más reivindicativa de la ciudad, y con las que se ha logrado el germen de la regeneración de la zona, con el asentamiento cada vez más numeroso de jóvenes parejas.

Hugo Casanova, coordinador del museo a cielo abierto, considera que esta iniciativa es una nueva fórmula "para dinamizar el barrio". Y agrega que los murales han sido bien acogidos por los vecinos, incluso por los de más edad, que no tienen inconveniente en prestar sus fachadas para dar rienda suelta a la imaginación de los artistas. Algunas obras se muestran cargadas de elementos simbólicos, como es el caso de la última realizada este año por Míster Trazo y Mahow, la más grande del conjunto, con claras referencias a las demandas vecinales para la reforma del asilo y su transformación en Conservatorio.

Casanova, un zaragozano asentado hace tres años en San Julián, destacaba la "gran colaboración con este proyecto de los vecinos". Según señaló, los industriales han prestado incluso "las estructuras necesarias" para poder pintar en las paredes a gran altura.

La Asociación ha editado un calendario ilustrado con las imágenes de los murales, y entre los planes futuros figura la publicación de un díptico con un plano en el que se detalle la ubicación de cada una de las pinturas.

El presidente de la Asociación de Vecinos, Pepe Polo, señaló que la idea es crear "las ruta del arte urbano y de la poesía", con la incorporación de placas en las calles con cancionero popular.

Etiquetas
Comentarios