Despliega el menú
Teruel

Alcañiz reclama una malla para proteger el melocotón que cuesta 4 millones

El Ayuntamiento y los agricultores dicen que es la única técnica con garantía total de protección frente al granizo. El Consistorio plantea financiar la instalación con cargo al Fondo de inversiones.

Melocotón afectado por el granizo durante la última cosecha, en la cooperativa Cofruval de Puigmoreno.
Melocotón afectado por el granizo durante la última cosecha, en la cooperativa Cofruval de Puigmoreno.
l. c.

Los cinco grupos políticos del Ayuntamiento de Alcañiz reclaman en una declaración institucional en defensa del sector frutícola de las dos pedanías de la localidad –Valmuel y Puigmoreno– que se estudie el cubrimiento de las plantaciones con una malla metálica para protegerlas del pedrisco. Este documento ha sido remitido al Gobierno de Aragón para que emprenda también medidas urgentes para aliviar la "dramática" situación de los productores de melocotón tras las granizadas de 2014 y 2015. De momento, la comunicación no ha recibido respuesta.

Las tormentas provocaron la pérdida de prácticamente toda la cosecha dos años seguidos, lo que ha mermado los recursos económicos de los agricultores para emprender la nueva campaña, que se comienza a preparar en enero. El melocotón genera más de 300 puestos de trabajo directos, alcanzando más de 450 en época de embolsado y recolección. "Es un sector muy importante para nosotros porque prácticamente las pedanías viven de él y crea mucha riqueza en la zona. Tenemos que apoyarles en los malos momentos", afirmó el alcalde, Juan Carlos Gracia Suso.

Los grupos municipales –PP, PSOE, PAR, Ganar y Ciudadanos– entienden que el Gobierno de Aragón debe tomar medidas que protejan a los productores de futuras tormentas de granizo y de apoyo económico para poner en marcha la próxima campaña.

Las cuatro medidas que pide la declaración son las mismas que ya solicitó el Ayuntamiento a mediados de septiembre. Se solicita a la DGA que realice gestiones para reducir el precio de los seguros agrarios de las pedanías igualándolo al que tienen en el resto de Aragón y que intermedie para que los agricultores puedan optar a préstamos con un mínimo de dos años de carencia para iniciar la campaña de 2016.

Asimismo, para evitar que las tormentas vuelvan a afectar a los campos, piden estudiar la colocación de redes de malla antigranizo, el único sistema que garantiza al 100% la protección. Sin embargo, su principal problema es que son muy caras. Cubrir una hectárea cuesta de 16.000 a 18.000 euros. De esta cantidad, los agricultores estarían dispuestos a abonar hasta 7.000 por lo que piden que se subvencionen los 10.000 restantes.

En total, se necesitarían alrededor de 4 millones de euros para cubrir todas las hectáreas de Valmuel y Puigmoreno, que se podrían financiar en un plan a 4 años con el FITE. Por último, se comprometen a que el Ayuntamiento seguirá colaborando con los productores valorando el coste económico y medioambiental de la protección de la producción con mecheros antigranizo hasta que se pongan en marcha nuevos sistemas de protección más fiables.

Etiquetas
Comentarios