Despliega el menú
Teruel

El secretario de Estado de Hacienda descarta bonificaciones fiscales para áreas despobladas

Señala que no tendría cobertura legal aplicar rebajas impositivas a territorios concretos.

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre.
El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre.
Mariano Castejón

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, descarta la aplicación de políticas fiscales específicas para las zonas despobladas en general y para las provincias de Teruel, Soria y Cuenca en particular. Ferre afirma que el Gobierno no es libre para modificar los criterios impositivos y aplicarlos con distintos parámetros en determinados territorios porque contravendría los compromisos del Estado con la Unión Europea.

Miguel Ferre señala en una entrevista publicada por HERALDO DE SORIA que "España no es cien por cien libre para tomar una decisión fiscal para un determinado territorio". Más adelante precisa que "no se pueden establecer regímenes fiscales privilegiados que sean ayuda del Estado".

Ferre es tajante al afirmar que los estados "no pueden ayudar a determinados territorios o empresas" con "medidas fiscales". El secretario de estado señala que, independientemente de la voluntad del Gobierno, no se pueden aplicar ventajas tributarias a provincias concretas.

Las declaraciones del secretario de Estado echan un jarro de agua fría sobre los agentes sociales turolenses, que consideran la aplicación de un sistema impositivo preferente para territorios despoblados una de sus principales demandas ante la Administración. La consecución de esta reclamación estimularía, según empresarios y sindicatos, el asentamiento de población en territorios acosados por la regresión demográfica, como la provincia de Teruel.

El ‘Documento base para el desarrollo estratégico de la provincia de Teruel. Legislatura 2015-2019’, firmado por las organizaciones provinciales de CEOE, Cepyme, CC. OO. y UGT, así como por la Cámara de Comercio y trasladado a todos los partidos que concurrieron a las elecciones locales y autonómicas del pasado mayo, incluye como segunda medida a tomar para frenar la despoblación un "tratamiento fiscal diferenciador y positivo, con bonificaciones del 50% en el IRPF y el impuesto de sociedades para empresas establecidas en la provincia de Teruel".

La postura del responsable de Hacienda choca, además, con las conclusiones de la ponencia sobre despoblación que se desarrolló recientemente en el Senado y que en sus "conclusiones" incluye la adopción de "medidas fiscales", como desgravaciones en el IRPF y la aplicación de tipos impositivos "reducidos" en el IVA y el impuesto de transmisiones patrimoniales a particulares y empresas asentados en áreas rurales.

La ponencia también plantea la posibilidad de rebajar los tributos locales en los núcleos rurales, reducir los impuestos por la adquisición de viviendas y desgravaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social. La reivindicación de una trato fiscal preferente para áreas despobladas fue esgrimida por la mayor parte de los ponentes que participaron en la comisión de la Cámara Alta.

Miguel Ferre remite la lucha contra la despoblación a "otro tipo de herramientas", como la programación de los fondos estructurales y de inversión europeos en el periodo 2014-2010, donde, según dijo, "va a pesar mucho la cohesión territorial".

Ferre explica en la entrevista que el Gobierno español "lideró" la postura de que los presupuestos europeos atiendan las desigualdades demográficas. Añade que el Ejecutivo insistió para que "los recursos de los fondos comunitarios puedan ir dirigidos a proyectos que tengan que ver con la cohesión territorial".

A continuación, especifica algunas líneas de ayudas que pueden tener una incidencia relevante en el medio rural. Señala que el Gobierno va a lanzar una convocatoria de ayudas dotada con 500 millones de euros para mejorar "la eficiencia energética" en edificios y medios de transporte y para estimular la utilización de energías renovables. La línea de subvenciones irá dirigida a municipios de menos de 20.000 habitantes y se canalizará a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). El secretario de estado desgrana también una serie de medidas que benefician a las pymes, predominantes en provincias como Teruel, Soria y Cuenca. Señala que las pequeñas y medianas empresas que arrancan disfrutan de un tipo impositivo reducido al 15% durante los dos primeros años para favorecer su consolidación.

Etiquetas
Comentarios