Teruel

Un Willy Fog moderno y verde en Motorland

El belga Ricardo Thys está dando la vuelta al mundo sin utilizar vehículos que consuman petróleo. Este fin de semana estuvo en Teruel.

El belga Ricardo Thys en Motorland Aragón.
El belga Ricardo Thys en Motorland Aragón.
Proyecto Kiteni

El belga Ricardo Thys, de 56 años de edad, es una suerte de Willy Fog. Se ha propuesto dar la vuelta al mundo en siete años. Una aventura que antes han iniciado muchos otros amantes de los viajes, con la particularidad de que Ricardo lo hará con una asignación máxima diaria de cinco euros y en su camino no podrá usar ningún tipo de transporte que se sirva del petróleo para funcionar. Objetivo: emisiones cero. El viaje se complica...

Ricardo inició su caminar el abril pasado y ya ha completado unos 2.500 kilómetros de los 36.000 que tiene previsto cubrir. Entre su prioridad está evitar los grandes núcleos de población porque el 'leitmotiv' de su viaje es "conocer a los artesanos del mundo".

Hace unos días que Ricardo se adentró en Aragón. Se le ha podido ver en Graus, Barbastro, La Almolda, Caspe... y este fin de semana, en Alcañiz

El belga es un apasionado del motor y quiso hacer un alto en su viaje para visitar Motorland. A través de un correo electrónico, Ricardo solicitó a los responsables del circuito alcañizano poder participar en los '500 km de Alcañiz'. Para que se hicieran una idea de su afición les adjuntó una imagen de sí mismo participando en las '24 horas de Spa' en el año 1995.

Desde la cuenta oficial de Motorland dieron cuenta de la presencia de este Willy Fog del siglo XXI en el circuito.  

Fuentes de la organización de Motorland explicaron, además, que Ricardo ha estado colaborando este fin de semana en el reparto de material a los comisarios de pista. 

Tras su parada en Alcañiz, continuará completando su viaje, al que ha llamado 'Kiteni Tour'. Sobre su camino, cuenta que, más allá del aspecto ecológico, lo que más le gusta es ir lento. "Después de una vida vivida a 100 millas por hora, y a veces mucho más, quiero tomarme mi tiempo", asegura en su página web, donde aparecen todos los detalles de Kiteni.

Como compañía para recorrer los miles de kilómetros que le restan, ahora lleva en su mochila el grato recuerdo de su fin de semana en Alcañiz. Seguro que ayudará a hacer más llevaderas las jornadas de duro camino.

Etiquetas
Comentarios