Despliega el menú
Teruel

El geriátrico de Valderrobres habilita aulas para educación infantil tras incendiarse la guardería

Los alumnos del jardín de infancia se cambian de sede al quedar inutilizadas sus instalaciones por un siniestro que empezó en la caldera de la calefacción del centro. Los padres aprueban la solución del Ayuntamiento de la localidad al acondicionar estancias en la residencia municipal.

Los 45 alumnos de infantil de Valderrobres han tenido que realizar sus clases por tercer día consecutivo en dos aulas habilitadas en la residencia de la tercera edad de la localidad. Un incendio que tuvo lugar en la mañana del domingo y que se inició en la caldera de la calefacción del centro educativo inutilizó las instalaciones y obligó a trasladar las actividades al geriátrico.

A pesar de que las llamas no se extendieron por el resto del edificio y que fueron rápidamente sofocadas por los bomberos, los daños en el jardín de infancia son cuantiosos. Los suelos se encuentran encharcados debido al reventón que se produjo en una de las cañerías y será preciso sustituirlos.

Además, las llamas afectaron seriamente a la instalación eléctrica y la intensa humareda ha dejado las paredes, puertas y ventanas totalmente ennegrecidas y ahumadas. Y todo ello a falta de que hoy los peritos den a conocer el alcance de los daños en el sistema de calefacción.

En total, medio centenar de alumnos se han tenido que trasladar a las aulas provisionales. Padres y madres se mostraron ayer muy agradecidos por la rápida reacción del Consistorio y la disposición de todos los trabajadores de la residencia de mayores a colaborar.

El establecimiento geriátrico, situado en el centro de la población y en un área de equipamientos que incluye también el centro de salud, ha habilitado dos amplias estancias para el desarrollo de las clases, una habitación para el servicio de comedor y dos baños.

El incendio ocurrió en torno a las 9 de la mañana del domingo, cuando varios vecinos alertaron de una intensa humareda que podía observarse desde las inmediaciones del lugar. Afortunadamente, el edificio se encontraba vacío en aquellos momentos al no ser jornada escolar.

La caldera de la calefacción era de reciente instalación y había pasado favorablemente todas las inspecciones. A falta de conocer qué pudo provocar el incendio espontáneo del quemador, todo parece indicar que podría tratarse de un defecto en la fabricación.

La escuela infantil estrenó este curso el nuevo sistema de calefacción a base de biocombustible, gracias a un plan de eficiencia energética de ámbito comarcal y financiado con fondos Feader del que se beneficiaron distintos edificios públicos como consultorios médicos, casas consistoriales u otros centros educativos en toda la comarca del Matarraña.

La avería de la calefacción se produce precisamente cuando su utilización es más necesaria debido al acusado descenso de los termómetros después de un otoño de tiempo apacible y de temperaturas suaves.

Una fuente municipal indicó que el regreso a las dependencias de la guardería se retrasará semanas e incluso meses debido a los importantes destrozos que presenta. Además de reparar los suelos y techos así como las cañerías y las red eléctrica, es imprescindible recuperar la calefacción. La Comarca del Matarraña también se ha mostrado dispuesta a colaborar con el Ayuntamiento para devolver la normalidad al colegio de educación infantil.

Etiquetas
Comentarios