Despliega el menú
Teruel

Guillén se compromete a pedir a ADIF mejores trenes para la línea Zaragoza-Teruel-Valencia

El consejero de Presidencia mantuvo ayer una reunión con empresarios.

El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ante los empresarios turolenses.
El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ante los empresarios turolenses.
jorge escudero

La situación en la que se encuentran las infraestructuras ferroviarias, las carreteras y las telecomunicaciones de la provincia fue uno de los temas principales que ayer abordó el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, en una charla que mantuvo con los empresarios de la provincia. Cobró especial relevancia, tras la manifestación reivindicativa del pasado sábado, la línea de ferrocarril Zaragoza-Teruel-Valencia, de la que el consejero dijo que trataría en la reunión bilateral entre los gobiernos central y autonómico, que, a su juicio, se convocará una vez constituido el nuevo Gobierno Central surgido de las elecciones de diciembre. "Allí estaré para denunciar el convenio firmado hace cuatro años que resulta lesivo para nuestros intereses y que ha permitido cambiar los trenes TRD por antiguos tamagotchis".

Vicente Guillén se comprometió, no obstante, a reclamar inversiones en la línea, mientras está a la espera de la citada reunión. En este sentido dijo que tiene previsto iniciar conversaciones con el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, para que sea este el que lidere las reivindicaciones aragonesas frente a ADIF solicitando "la mejora de la situación actual y de los trenes que circulan por la vía". 

Un escrito a la ministra

La Patronal turolense insistió en la necesidad de una reforma de la línea ferroviaria, así como de la habilitación del corredor Cantábrico-Mediterráneo. El presidente de CEOE-Teruel, Carlos Torre, informó de que las organizaciones empresariales aragonesas y valencianas hicieron llegar ayer a la ministra de Fomento, Ana Pastor, el documento surgido de la reunión que mantuvieron en Teruel la semana pasada en defensa del ferrocarril. Agregó que en el mismo escrito se reclama la incorporación "de alguna partida en los Presupuestos Generales del Estado para 2016" con objeto de emprender acciones que garanticen el transporte de mercancías.

Además de las infraestructuras ferroviarias, las ayudas procedentes de la Unión Europea para hacer frente a la despoblación centraron buena parte del encuentro de Guillén con los empresarios. Y para lograr un destino más eficaz de los 27 millones de euros concedidos dentro de la Inversión Territorial Integrada (ITI) pidió la colaboración de la patronal. En principio, el consejero se mostró partidario de dedicar las ayudas europeas a la creación de proyectos estratégicos que permitan la generación de empleo en el mundo rural, así como a la potenciación de las nuevas tecnologías y telecomunicaciones. En este sentido, Vicente Guillén calificó como básica la instalación de la banda ancha en los pueblos con objeto de promover el asentamiento de emprendedores en las comarcas turolenses.

El consejero reconoció que resultará "muy difícil" poner en marcha iniciativas para mantener la supervivencia de 100 de los 236 municipios de la provincia de Teruel. "Porque no hay escuela ni consultorio médico, ni empleo ni población juvenil", precisó. Y consideró que entre las medidas que se pueden promover para frenar la sangría poblacional, figuran "la inversión en telecomunicaciones, el mantenimiento de los servicios públicos y posibilitar iniciativas que generen empleo en las comarcas".

Los empresarios pidieron, por su parte, un mejor reparto de las inversiones procedentes del Fondo de Inversiones de Teruel, FITE, con objeto de que se destinen a proyectos generadores de empleo. "Muchas se han dedicado a actuaciones que deberían haber sido cubiertas con los presupuestos ordinarios", dijo Torre.

Etiquetas
Comentarios