Despliega el menú
Teruel

La línea de tren que une Teruel con Zaragoza y Sagunto registra tres incidencias en solo 10 días

La avería de dos ‘tamagotchis’ dejó en tierra a unos 15 viajeros y un convoy de mercancías tuvo que aparcar parte de su carga porque la vía no soportaba el peso.

Los alcaldes de Teruel, Huesca, Zaragoza  y Sagunto y el consejero de Vertebración  encabezaron la marcha.
Los alcaldes de Teruel, Huesca, Zaragoza y Sagunto y el consejero de Vertebración encabezaron la marcha.
A. García/bykofoto

En apenas una semana, diez días para ser exactos, la línea de tren que une la capital turolense con Zaragoza y Valencia ha registrado tres incidencias. Lo ocurrido evidencia la precariedad en que se encuentra la infraestructura ferroviaria, denunciada por toda la sociedad turolense el pasado sábado en unagran manifestaciónque reunió también a los alcaldes de Zaragoza, Huesca y Sagunto y a representantes de la Generalitat Valenciana.

El primer percance ocurrió el pasado día 12, cuando un convoy de mercancías procedente de Bilbao tuvo que desprenderse en Teruel de cuatro de los contenedores que transportaba porque su peso por eje, 21 toneladas, superaba el máximo permitido para seguir hacia Valencia, solo 20 toneladas por eje debido al mal estado de la infraestructura en este recorrido. La mercancía fue recuperada en los días siguientes por una empresa que la llevó a su destino con una semana de retraso.

Solo dos días después, el 14 de noviembre, un tren de los llamados ‘tamagotchi’, un modelo con casi 40 años de antigüedad, sufrió una avería en uno de sus motores a tan solo tres kilómetros de la estación de Teruel en dirección a Zaragoza y tuvo que regresar a la capital turolense. Los viajeros, una decena, hicieron el viaje en un microbús que habilitó Renfe y llegaron a la capital aragonesa una hora más tarde de lo previsto.

El último incidente tuvo lugar el pasado sábado, día 21, coincidiendo con la celebración de la manifestación en defensa del ferrocarril. Mientras las plataformas convocantes preparaban las pancartas a primera hora de la mañana, otro ‘tamagotchi’ sufría una avería mecánica en los baños que hacía imposible su puesta en servicio. Desde Renfe indicaron ayer que los tres pasajeros del tren hicieron el viaje de Teruel a Zaragoza en un autobús preparado por la compañía ferroviaria.

Fuentes sindicales criticaron ayer que, pese a que el Gobierno aragonés prometió en la pasada legislatura que los ‘tamagotchis’ no se usarían en Teruel por decrépitos, este tipo de tren se emplea muchos fines de semana, precisamente, cuando más viajeros registra la línea. Estas fuentes explicaron que el ‘tamagotchi’ hace habitualmente el recorrido Huesca-Canfranc, pero cuando se queda pequeño por la demanda, es sustituido por otro más grande y a Teruel destinan el ‘tamagotchi’."Un antes y un después"

Para el portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel –una de las cuatro asociaciones que convocaron la manifestación–, Pablo Justo, las sucesivas incidencias en la línea suponen "una falta de respeto hacia los viajeros". Justo mostró, no obstante, su confianza en que el tren reciba inversiones a partir de ahora al entender que la movilización, que contó por primera vez con apoyos de otras provincias, ha marcado "un antes y un después".

También el presidente de la CEOE-Teruel, Carlos Torre, estimó que la protesta fue "un éxito" por contar con el reconocimiento de distintos territorios que quedarán unidos por el futuro eje de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo, también reclamado en la manifestación. Para Torre, la actual línea de tren es "tercermundista" y merece inversiones. Por su parte, el presidente de la Federación de Vecinos de Teruel, José Polo, manifestó que la lucha por un tren digno "debe seguir".

Etiquetas
Comentarios