Despliega el menú
Teruel

Los vecinos del Ensanche, preocupados por el destino del edificio del hospital Obispo Polanco

Piden a los políticos su compromiso de dar un uso al inmueble cuando la asistencia hospitalaria se traslade al Planizar.

Los vecinos del barrio turolense del Ensanche han expresado a través de su presidente, Isidoro Esteban, su preocupación por el destino del edificio del hospital Obispo Polanco una vez que la asistencia sanitaria se traslade a la zona del Planizar, donde se prevé levantar el nuevo hospital de la capital.

Los habitantes del Ensanche temen que el inmueble quede en desuso, pues esta circunstancia, a su juicio, devaluaría el barrio y sus viviendas. Por ello, la asociación de vecinos reclama al Ayuntamiento que adopte las medidas necesarias para evitar que el edificio del Obispo Polanco quede vacío e inutilizado tras la construcción del futuro centro hospitalario del Planizar.Necesidades

Isidoro Esteban destacó que son muchas las utilidades que podrían darse al edificio, habida cuenta de que el barrio carece de un local donde la asociación vecinal pueda celebrar reuniones y otras actividades. En el Ensanche tampoco hay biblioteca pública ni espacios para actos culturales o lúdicos. "Carecemos de servicios de este tipo pese a que este barrio, donde reside más de la mitad de la población de Teruel, es uno de los más populosos de la ciudad", destacó Esteban.

La asociación vecinal pedirá a los distintos grupos políticos municipales que se comprometan a aportar ideas para dotar de un uso el edificio cuando este quede vacío, conscientes, no obstante, de que esto no se producirá a corto plazo, pues la tramitación para la construcción del nuevo hospital discurre con excesiva lentitud debido a las múltiples trabas que aparecen en el camino y a las dificultades económicas por las que atraviesa el Gobierno aragonés.

Los vecinos reivindican "ante todo" información oficial acerca de los planes respecto del edificio del actual Obispo Polanco, que es propiedad de la Administración Central. "Queremos saber si se va a vender, si se va a derribar o qué va a pasar", reclamó Isidoro Esteban, quien propuso la celebración de una mesa redonda con la participación de representantes municipales y vecinales en la que debatir el futuro del inmueble.

Esteban subrayó que mientras que un hospital en funcionamiento "revaloriza" la zona en la que se encuentra y "hace barrio", su desaparición "devalúa" la parte de la ciudad en la que se encontraba. "Queremos que nos tengan en cuenta a la hora de decidir", agregó Esteban.

Etiquetas
Comentarios