Despliega el menú
Teruel

Fomento invertirá un millón de euros para rehabilitar la torre gótica de Alcañiz

El Ayuntamiento ya cuenta con el proyecto que remitirá al Ministerio.

Uno de los principales elementos patrimoniales de la capital bajoaragonesa, la torre gótica, situada junto a la excolegiata de Santa María la Mayor, será rehabilitada tras años de reivindicaciones y lucirá un nuevo aspecto antes de 2017. El Ayuntamiento ya cuenta con el proyecto de ejecución de las obras, que en breve se remitirá al Ministerio de Fomento. El Gobierno Central financiará los trabajos, con un coste total de 1.015.670 euros. Por su parte, el Consistorio ha pagado los 50.000 euros que ha costado el proyecto.

Si todo avanza según lo previsto, Fomento licitará las obras, con un plazo de ejecución de 24 meses, antes de final de año. En los Presupuestos Generales del Estado de 2016 se incluyen 600.000 euros que se suman a los 200.000 que se otorgaron en 2015.Las palomas dañaron la piedra

Los trabajos consistirán en la consolidación, reparación y limpieza de la torre; especialmente las cornisas, elementos ornamentales y las zonas con humedad. Los excrementos de paloma, acumulados durante años en el interior de la torre, han dañado la piedra. La palomina cubría la escalera de caracol y alcanzaba un espesor de varios palmos en las plantas. Tan solo en los trabajos previos de limpieza ya se extrajeron 5.000 kilos de estas heces. Otra cuestión que ha causado "problemas de sales" es que en los años 90 en la base de la torre se instaló un jardín con sistema de riego. Además, la torre llegó a estar habitada, por lo que se encendían fuegos en su interior, lo que también afectó a los muros.

Asimismo, también se llevará a cabo una restitución de los elementos deteriorados. Los más perjudicados son las cornisas, gárgolas y sillería. Otro elemento central en el que habrá que actuar es en las empinadas escaleras. Algunas de ellas se cortaron cuando se construyó el templo barroco en sustitución del gótico, demolido en el siglo XVIII. Según la historiadora del arte alcañizana Tere Thomson, su construcción se asocia con el deseo de la ciudad de Alcañiz, entonces villa, de erigir un símbolo del poder municipal frente al señorial materializado en el gran castillo calatravo. A esta función simbólica se sumaba la militar, al concebirse como habitación-refugio, y lógicamente la cívico-religiosa inherente a su propia condición de torre campanario.

Además de la rehabilitación integral de la estructura, también se pavimentará todo el interior para que sea totalmente visitable y se colocará iluminación. La torre está dividida en cuatro plantas de alrededor de 50 metros cuadrados cada una. Sus dimensiones aproximadas en planta son 10,70 metros por 10,70 exteriores y 6,45 metros por 6,45 interiores. Por su parte, la escalera de acceso a los distintos niveles tiene un trazado variable. Cuenta desde la calle con 171 peldaños.Trabajos previos

El proyecto es obra del estudio de arquitectura del alcañizano José Ángel Gil. Para poder definir en qué consiste la rehabilitación, durante este verano ha realizado unos trabajos previos para conocer el estado real de la torre, que data del siglo XIV. Se han llevado a cabo análisis geotécnicos, labores de arqueología y ensayos de laboratorio, entre otros. "Un edificio también necesita mantenimiento al igual que, por ejemplo, un coche. En 600 años no se ha hecho nada por lo que está bastante deteriorada", destacó el arquitecto alcañizano.

Etiquetas
Comentarios