Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Los actos taurinos y el I Festival de Rock, protagonistas del programa de Cella

La localidad despedirá este domingo sus fiestas con un castillo de fuegos artificiales.

Los astados, en el momento en el que llegaron ayer a la plaza de toros tras el encierro.
Los astados, en el momento en el que llegaron ayer a la plaza de toros tras el encierro.
Joaquín Clemente

Las fiestas mayores de Cella albergaron este sábado el primer festival de rock celebrado en la localidad: ‘Celfafest’. Las guitarras eléctricas rindieron tributo, primero a Barricada y más tarde a Extremoduro, para después dejar en manos de la Orkesta Paraíso el repertorio más conocido de este género. Aunque en el municipio, la noche tuvo dos puntos más de actuaciones musicales para poder contentar los gustos de todos los vecinos. Hubo una macro discomóvil en el auditorio, con los temas más actuales, en la que estuvo presente el DJ Raúl Platero, y la tradicional verbena en la plaza Mayor.

A primera hora de la mañana los protagonistas fueron los astados. Los más madrugadores, o los más trasnochadores, según cuál sea el punto de vista, asistieron a la suelta de vaquillas que se celebró en la plaza de toros. Allí, los quiebros y recortes a las vacas estuvieron acompañados por las canciones que se encargó de tocar la charanga El Meneíto.

Acto seguido, se celebró el encierro a caballo, que se realizó desde las Masadas de la localidad hasta la plaza de toros. Después, los niños tomaron el relevo en los hinchables que se colocaron en la zona de la Fuente. Por la tarde, los vecinos se concentraron en la plaza junto con la charanga para acudir al festejo taurino, donde se lidiaron dos novillos.

Este sábado fue el día con más actos programados, pero para los vecinos estel miércoles fue la jornada más especial. Celebraron el día de su patrón, San Clemente, con una misa en honor al santo acompañada por la escuela de jota y banda de música de la localidad. Por la tarde, un toro ensogado recorrió las calles de Cella.

Durante los días de fiesta, también ha habido tiempo para las meriendas populares. El jueves por la tarde se repartió un bocadillo que tenía como ingrediente principal uno de los productos más característicos del municipio: la patata. El viernes se preparó un menú completamente diferente. Se repartió a cada abonado a las fiestas un regañao. Este tradicional alimento presente en las fiestas de la provincia turolense está compuesto por una base de pan sobre la que se colocan pimientos y jamón o, en su caso, sardinas.

Cella despedirá este domingo sus fiestas con un castillo de fuegos artificiales que se lanzará desde la Plaza Mayor. Pero durante la jornada, los vecinos todavía podrán disfrutar de los tres actos taurinos que tienen programados. Los niños se divertirán con los hinchables, la charanga llenará de música las calles de la localidad por la tarde y, cuando caiga la noche, la discomóvil hará sonar las canciones con las que los vecinos disfrutarán de los últimos bailes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión