Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Blasco exige celeridad a la DGA en la resolución del contrato del hospital de Teruel

"Llámese rescisión, resolución o como se quiera, al ciudadano poco le importan los términos jurídicos", ha dicho el alcalde de Teruel.

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha exigido celeridad en los procesos al Gobierno de Aragón, después de que el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, anunciara que finalmente su departamento ha iniciado el expediente de resolución del contrato de construcción del hospital de Teruel con la empresa adjudicataria de la obra, Acciona Infraestructuras.

No se ha llegado a un acuerdo económico puesto que "ni Acciona quiere hacer la obra por el dinero que pone el Gobierno de Aragón, ni este va a poner más cantidad que la indicada por los técnicos", ha explicado el alcalde, para defender el compromiso de la presidenta Luisa Fernanda Rudi con esta infraestructura y reclamar "que no se le de más vueltas a algo que no tiene solución y se de el siguiente paso".

"Llámese rescisión, resolución o como se quiera, al ciudadano poco le importan los términos jurídicos, quiere respuestas y quiere que se avance en este proyecto", ha opinado el alcalde.

Los detalles del modificado del proyecto para evitar los riesgos sísmicos de la zona de El Planizar y para ajustar el plan funcional a las necesidades actuales del sector sanitario de Teruel generaron discrepancias entre el Salud y Acciona que no se han logrado resolver.

Existía un plazo de tres meses desde que Acciona solicitó la rescisión de contrato y no se ha alcanzado ningún acuerdo, por lo que las negociaciones parecen definitivamente rotas. Blasco ha asegurado que "aunque todos deseábamos que las cosas fueran de otra manera, ahora el Gobierno de Aragón tiene las manos libres para seguir trabajando en un proyecto que, insisto, es prioritario".

Manuel Blasco ha destacado que este equipamiento también es prioritario para la presidenta Rudi y "así me lo ha manifestado y yo me lo creo. Lo mismo me ha comunicado el consejero Oliván", ha asegurado, para animar al Ejecutivo aragonés a "pasar página rápidamente y dar pasos seguros, bien sea con el movimiento de tierra o convocando nueva adjudicación. Lo que sea, pero cuanto antes".

Mientras que dici, la oposición en el Ayuntamiento ha insistido en que el consistorio perderá ahora 1,2 millones de euros, cantidad que pagó la empresa como impuestos de obras y licencia.

No obstante, el alcalde ha vuelto a insistir en lo contrario y ha detallado que ese dinero se pagó por el trabajo que los técnicos municipales realizaron y no se tiene que devolver, ya que el proyecto sigue en pie.

"Solo si el Gobierno de Aragón decide no llevar a cabo las obras tendríamos que devolver el dinero", ha aclarado, para realizar un llamamiento a la calma y, aunque ha reconocido la demora, ha recalcado que "el hospital de Teruel será una realidad".

Etiquetas