Teruel

Teruel, terreno abonado para la formación de bandas latinas

Una jornada formativa en la que han participado más de 30 policías nacionales advierte del riesgo de estos grupos de jóvenes.

Más de 30 policías y funcionarios asistieron al curso.
Teruel, terreno abonado para la formación de bandas latinas
Mª Ángeles Moreno

La capital turolense tiene el “terreno abonado” para que se creen peligrosas bandas latinas cuya conflictividad afecta a toda la sociedad. Así lo afirmó este lunes el policía nacional Juan Carlos Pérez, quien impartió una conferencia a más de 30 agentes dentro del curso formativo organizado en Teruel por el sindicato Confederación Española de Policía.

Pérez explicó que Teruel cuenta con una importante población sudamericana joven, existe venta de droga al menudeo y bares de ambiente latino, ingredientes, a su juicio, que pueden dar lugar a bandas latinas. El policía señaló que estos grupos actúan de forma jerarquizada en torno a un líder y que entre las distintas bandas surgen a menudo enfrentamientos por el poder. “Muchas veces, suelen decir: este bar es mío, esta chica es mía o este barrio es donde yo vendo la droga”, manifestó el conferenciante, quien advirtió de que estos jóvenes suelen considerar a la mujer como un objeto o moneda de cambio, disponen de códigos de conducta propios y de rituales para entrar a la banda.

Este comportamiento acaba creando alarma social. “La gente no se atreve a pasear por determinados lugares por los que antes lo hacía ante la presencia de estos jóvenes”, afirmó el policía. El agente agregó que los miembros de bandas latinas se están “europeizando” y su atuendo pasa más desapercibido que antes.

El delegado provincial de la Confederación Española de Policía, Juan Pascual Lozano, destacó la importancia de una formación continuada de los agentes, “un aspecto que a veces olvida la Policía”. “Estamos haciendo un esfuerzo titánico para organizar estas jornadas, porque entendemos que son necesarias”, subrayó Lozano. Entre el alumnado hay policías nacionales, guardias civiles, funcionarios de prisiones y policías locales.

En el curso de este lunes se impartió también una charla sobre el protocolo que deberían seguir los agentes policiales en Teruel ante la llegada de una persona a la estación de autobuses o de trenes de la ciudad con síntomas de padecer ébola. A juicio de Lozano, la conferencia adquirió una importancia notable si se tiene en cuenta que en el aeropuerto de Teruel aterrizan aviones procedentes de fuera de Europa.

Etiquetas