Despliega el menú
Teruel

Festival folclórico pasado por agua en Villastar

La lluvia aguó la fiesta ayer por la tarde a los vecinos de la localidad turolense de Villastar. El festival de jotas, previsto para las 18.00 en la plaza de la Iglesia, tuvo que ser suspendido debido a un fuerte aguacero. Por la mañana, el tiempo sí permitió a los vecinos conmemorar la festividad de San Joaquín con una misa y una procesión. Después, los más pequeños se divirtieron con una gymkana con la que recorrieron las calles de la localidad realizando diferentes pruebas preparadas por la comisión.    

Las actividades festivas comenzaron ya el lunes con un taller de dibujos animados, un cuentacuentos y un torneo de frontón, pero los festejos propiamente dichos tuvieron su pistoletazo de salida el pasado jueves por la tarde. La exhibición de zumba y el torneo de fútbol sala activaron a los vecinos más deportistas. Por la noche, el grupo de teatro de la localidad fue el gran protagonista con su nueva obra ‘Burundanga, el suero de la verdad’, que ha sido representada en varios pueblos de la zona a lo largo de todo el período estival. 

Mañana, la población vivirá una de las jornadas más tradicionales con la misa baturra en honor a San Roque y el baile del ‘chuzo’ y de la bandera. No se conoce con exactitud el origen de esta costumbre, en la que participan hombres y, desde hace unos años, también mujeres. Los vecinos, por turnos y al son de la música, harán bailar hoy el ‘chuzo’, un bastón decorado y rematado con una cruz; y ondearán una bandera de gran tamaño ante la mirada emocionada de los asistentes. Aunque esta práctica estuvo al borde de la desaparición, el empeño de la población ha hecho que hoy sea una tradición muy arraigada. 

Hasta el domingo, las vaquillas, el toro cerril, las verbenas, las charangas y las discomóviles pondrán el broche de oro a la fiesta.    

Etiquetas