Despliega el menú
Teruel

La DGA ha capturado 600 visones americanos desde 2002 en las cuencas del Turia y el Mijares

Esta especie invasora se ha adaptado al terreno tras la fuga de animales de granjas de Sarrión, Albalate y La Puebla

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno aragonés ha capturado en la provincia de Teruel en los últimos 12 años un total de 600 ejemplares de visón americano, una especie catalogada como invasora que desplaza al visón europeo o autóctono, actualmente en peligro de extinción. La mayor población de estos animales se sitúa en las cuencas de los ríos Mijares y Turia, al sur del territorio turolense.

El visón americano se ha acostumbrado a vivir en libertad en el territorio turolense después de que en 1990 se registrara una fuga masiva de ejemplares de una granja peletera en Sarrión, desaparecida actualmente. El problema se agravó en 2002 y en 2010, cuando autores desconocidos abrieron las puertas de las jaulas de otras dos explotaciones –todavía activas– que se encuentran en Albalate del Arzobispo y La Puebla de Valverde.

El director de Conservación de Medio Natural de la DGA, Pablo Munilla, responsabilizó ayer de esta huida de visones de las instalaciones de Albalate del Arzobispo y La Puebla de Valverde a «personas con poco criterio que se hacen llamar ecologistas». Agregó que estos mustélidos, una vez sueltos, «se han naturalizado en el campo».Trampas selectivas

Desde 2002, el Gobierno aragonés lleva a cabo una campaña de control de esta especie exótica invasora con el objetivo de reducir la población y proteger al visón autóctono. La medida, que este año cuenta con financiación procedente del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) de 2014, continuará en años venideros centrada, igualmente, en las riberas del Turia y el Mijares. La captura se realiza mediante trampas selectivas y el animal es sacrificado por un veterinario mediante técnicas «incruentas», destacó Munilla. El director de Conservación de Medio Natural explicó que un plan similar de erradicación de especies invasoras se desarrolla en Alcañiz desde hace años para frenar la proliferación de galápagos de Florida en el cauce del río Guadalope.

Munilla realizó estas declaraciones en el centro de interpretación sobre los pinares de rodeno que hay en el paraje de Dornaque, cerca del municipio de Bezas, a donde acudió para explicar la puesta al día que se ha hecho de este museo, con nuevos recursos más atractivos para el público. Desgranó, además, los proyectos que llevará a cabo su departamento con los 335.000 euros procedentes del FITE para 2014. La actuación más importante será el acondicionamiento de un sendero de un kilómetro para el acceso de personas con movilidad reducida en el Prado del Navazo, un proyecto que costará 129.000 euros. Otros 50.000 euros se destinarán a la reforma del museo de Bello sobre la laguna de Gallocanta. El FITE de este año servirá también, entre otras intervenciones, para abrir un paso en el cercado que, de forma experimental, se realizó en Griegos, en la Reserva de Caza Montes Universales, con el objetivo de que los ciervos no puedan comerse la cosecha de cereal de los agricultores.

Etiquetas