Teruel

El PSOE, a los tribunales para evitar la privatización del hospital de Alcañiz

El secretario general del PSOE en Teruel asegura que están dispuestos a recurrir a la justicia.

Vicente Guillen en una rueda de prensa este miércoles
El PSOE, a los tribunales para evitar la privatización del hospital de Alcañiz

  El PSOE está dispuesto a ir a los tribunales para impedir la "privatización" del nuevo Hospital de Alcañiz, ha afirmado este miércoles en rueda de prensa el secretario general de los socialistas turolenses, Vicente Guillén. Este partido ha presentado 18 alegaciones al estudio de viabilidad económico-financiera de la concesión de obra pública para la construcción y explotación de esta infraestructura. 

  Vicente Guillén ha defendido el modelo público sanitario, que "se quiebra" con este proyecto del Gobierno de Aragón por primera vez, lamentando que el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia utilice al Bajo Aragón como "conejillo de indias" para implantar en la Comunidad Autónoma un modelo que ha sido "un fracaso" en regiones como Madrid y la Comunidad Valenciana. 

  A juicio del dirigente socialista, la construcción y explotación público-privada del futuro centro hospitalario está condenada al "fracaso" por la oposición de "la gran mayoría de los ciudadanos", porque no se sostiene jurídicamente y porque es "un disparate económico". Guillén se ha preguntado cómo va a adecuar el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi esta inversión al compromiso de ajuste del déficit. 

  Según los datos del PSOE, el nuevo hospital alcañizano va a costar 400 millones de euros más que si se construyera desde el sector público, haciendo notar que esta obra tendrá un recargo garantizado, según el estudio de viabilidad, del 6,5 por ciento para la empresa constructora. 

  El secretario general provincial ha pronosticado que el sector privado tendrá más beneficios, se gastará más dinero público, la calidad asistencial será peor y el empleo será más precario. 

  "Rudi está cebándose con Teruel", ha aseverado Guillén, quien ha recordado que todavía no han comenzado las obras del futuro Hospital de la capital provincial, una "irresponsabilidad" que puede costar 10 millones más de lo previsto, ha agregado. El caso del Hospital alcañizano es "un agravio comparativo". 

  Vicente Guillén ha propuesto destinar 20 millones de euros anuales del Fondo de Inversiones para Teruel (FITE) durante un lustro para levantar el nuevo centro hospitalario y ha aprovechado para criticar al Gobierno de Aragón por utilizar este fondo "sin ningún tipo de complejos" en actuaciones como el conservatorio de música de la ciudad de Teruel. 

  El responsable del PSOE en Alcañiz, José María Andreu, ha mostrado la preocupación de su partido por esta obra. Ha comentado que a día de hoy solo está privatizada la gestión no sanitaria, como la cafetería, la seguridad y la limpieza. 

  Ha manifestado que con el proyecto del Gobierno de Aragón pasarán a ser empleados de empresas privadas 150 de los 600 trabajadores con que cuenta el hospital actualmente, resaltando que las condiciones laborales "no son las mismas" respecto a la Administración pública. 

  También ha llamado la atención sobre un posible cambio de proveedores si se hace cargo de la explotación del hospital una empresa de Zaragoza u otro municipio, lo que repercutiría en la compra de suministros -ha dich-, de los que el hospital se provee en el Bajo Aragón.Alegaciones

   El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes, Eduardo Alonso, ha dado cuenta de las 18 alegaciones presentadas por este partido en el proceso de información pública del estudio de viabilidad. "El PP va a lo sencillo", ha lamentado. 

  En las alegaciones, el PSOE plantea que el estudio de viabilidad "abre un proceso de privatización de los servicios públicos de la sanidad aragonesa", contra lo que este partido está "absolutamente en contra". 

  Alonso ha tildado de excesivo el precio global del contrato con la empresa adjudicataria, cifrado en 561.121.401 euros, ya que la inversión para la obra es de 96.341.391,60 euros, para añadir que los problemas en los cálculos "pueden llevar a una probable renegociación del contrato que suponga un desembolso mayor para la Administración". 

  Los costes de los servicios actuales conforme a la estructura del nuevo hospital ascienden a 5.104.921 euros al año, lo que multiplicado por los 25 años de duración del contrato se eleva a 127.623.025 euros y el Gobierno de Aragón deberá pagar 153.836.315 euros según el plan de viabilidad, lo que representa un sobrecoste de más de 26 millones. 

  Además, "las cifras de partida son incorrectas", aludiendo al recargo del 6,5% para la empresa concesionaria. El PSOE ha recalcado que el IVA sí se aplicará sobre el gasto de personal, aunque el estudio no lo recoge así, por lo que habrá un incremento del precio final "que repercutirá sobre la Administración" y además hay una "potencial pérdida del reintegro del IVA". 

  Los socialistas rechazan el cálculo que ha hecho el Ejecutivo sobre el coste de la luz, el agua y el gas, y en general han aseverado en sus alegaciones que la extrapolación de datos económicos actuales de gastos en el actual hospital se han realizado "de forma equívoca".

En las alegaciones, el PSOE hace hincapié en la "mezcla" de trabajadores, unos contratados por la empresa privada y otros del Salud. 

  El diputado socialista ha resaltado que se obvia a la Intervención General del Estado y la de la Comunidad Autónoma, por lo que "nos tememos que aquí puede salir un fiasco". 

  Alonso ha defendido la gestión del anterior Gobierno autonómico (PSOE-PAR), resaltando que se realizaron infraestructuras del Consorcio de Alta Resolución (CASAR) con suelos de la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón. 

Etiquetas