Despliega el menú
Teruel

La zona del Matarraña despunta en Aragón con su oferta turística innovadora y ecológica

En pocos años se han abierto una bioescuela en Fuentespalda, un alojamiento hecho con paja en Arens, un museo de la vivienda en Peñarroya y una casa vanguardista en Cretas

Esteve, junto a la casa medieval del museo.
Esteve, junto a la casa medieval del museo

La comarca del Matarraña se ha convertido en el territorio que lidera el sector servicios más sorprendente de toda la Comunidad Autónoma. Las últimas iniciativas impulsadas en Cretas, Arens de Lledó, Fuentespalda y Peñarroya de Tastavins han dado un giro de 360 grados a los negocios tradicionales con el objetivo de potenciar el desarrollo económico y la sostenibilidad ambiental.

De esta última premisa de respeto al entorno parten la Bioescuela abierta en Fuentespalda y la casa rural Mas La Llum de Arens de Lledó, el alojamiento turístico más grande de España construido con paja. La primera es una parcela que busca la autosuficiencia energética e hídrica y cuyos responsables han ingeniado varias instalaciones ecológicas para cultivar verduras, frutas, hortalizas y champiñones de forma tradicional a la par que innovadora. Los visitantes que se acerquen a este curioso centro agrícola y ganadero podrán ver cómo se hacen el compost y los fertilizantes caseros, cómo se reciclan las aguas negras y grises, cómo se pueden cultivar cereales y hongos en cuevas y ver los criaderos de lombrices y caracoles.

Todas las edificaciones de la Bioescuela se basan en domos geodésicos, figuras semiesféricas hechas de madera y plástico inventadas en Estados Unidos en 1940. "Los investigadores han confirmado que estas estructuras son las que más resisten frente a grandes catástrofes naturales", explica el impulsor de la iniciativa, Javier Herce.

El Mas La Llum de Arens de Lledó es una edificación autosuficiente creada por la empresaria Marta Fernández y su pareja, Xavi, para proporcionar una oferta turística ecológica cercana a Los Puertos. Marta explica que vivir en la montaña era su sueño. Eligieron la paja como material al ser uno de los más naturales que existen ya que no requiere ningún tratamiento químico que perjudique al medio ambiente. También fue determinante la capacidad aislante de la paja, que mantiene la temperatura interior del edificio y minimiza el gasto en energía. El Mas La Llum prescinde de agua corriente en los retretes al disponer de un mecanismo alternativo de desecho de residuos.La historia de la vivienda rural

El Museo de la Vivienda Rural de Peñarroya de Tastavins es un ejemplo del tesón del Ayuntamiento y los vecinos por avanzar en tiempos de crisis. El alcalde de la localidad, Francisco Esteve, cifra en 60.000 euros la inversión que falta para rematar el proyecto. En concreto, falta concluir la casa que corresponde a la época romana, ultimar detalles de la vivienda medieval y arreglar el último tramo del camino de acceso. "Es un proyecto municipal que resultará muy vistoso y ofrecerá una alternativa turística interesante", señala Esteve. El museo recorre las diferentes etapas de la Humanidad, desde el Paleolítico a la Edad Media.

La última iniciativa que ha despertado la curiosidad de los vecinos es el proyecto inmobiliario de Solo Houses, empresa que ha construido una vivienda en Cretas y prevé ubicar siete más diseñadas por prestigiosos arquitectos vanguardistas. La primera, Solo Pezo, recibe este nombre por el arquitecto chileno Mauricio Pezo, diseñador de la estructura junto a la alemana Sofía von Ellrichshausen. Mientras aparece un comprador para este peculiar edificio, los curiosos de la zona han rebautizado la casa y se refieren a ella como el "bolet" por su forma similar a una seta.

Etiquetas