Despliega el menú
Teruel

El ramal de Platea, sin estrenar debido al deterioro de la línea férrea Zaragoza-Valencia

Las empresas sacan su producción en camiones ante las limitaciones de peso y velocidad del tren.La infraestructura se terminó en julio de 2011 y costó 18 millones de euros

El ramal de Platea ?en la foto? parte de la localidad de Cella y tiene 11 kilómetros de longitud.
El ramal de Platea ?en la foto? parte de la localidad de Cella y tiene 11 kilómetros de longitud

El mal estado de la línea ferroviaria que une Zaragoza, Teruel y Valencia está condicionando el uso del ramal entre Cella y el polígono industrial de última generación Platea. Esta infraestructura permanece sin estrenar después de haberse terminado de construir en julio de 2011 con una longitud de 11 kilómetros y un coste de 18 millones de euros a cargo de fondos públicos.

Las empresas de Platea que podrían utilizar esta obra ferroviaria –muy pocas al ser todavía escaso el tejido industrial en este polígono– transportan su producción en camiones ante las limitaciones de velocidad y peso por vagón de tren que presenta el trazado férreo Zaragoza-Teruel-Valencia, del que depende el ramal. En este recorrido hay más de 20 puntos en los que los convoyes se ven obligados a reducir la marcha hasta 20, 30, 65 u 80 kilómetros por hora debido al deterioro de la infraestructura.

Además, por seguridad, los trenes de mercancías que pasan por Teruel solo pueden llevar 20 toneladas por eje, cuando en otras líneas el tope son 22,5 toneladas por eje.

Es el caso de Emipesa, que fabrica asfalto, hormigón y balasto. Los responsables de esta empresa han renunciado al tren para mover su mercancía, pese a ser este el medio de transporte más económico, debido a la falta de adecuación de la vía. "El ramal de Platea es una obra muy interesante, pero de nada sirve sin un buen nudo ferroviario entre Valencia y Zaragoza que permita el paso de trenes con suficiente tonelaje", afirmó Carlos Pérez, gerente de Emipesa.

Para la empresa Sendin Spain Export S. L., hay un segundo motivo que lastra la utilización del ramal ferroviario de Platea y es el elevado coste de su puesta en marcha, que debe ser asumido de forma conjunta por las industrias que lo utilizen. "Si en un futuro hay aquí más industrias, podremos, entre todos, afrontar el gasto, pero hoy por hoy la cuantía es disparatada", afirmó Daniel Molina, gerente de Sendin.

Esta empresa, que fabrica andamios de acero para la obra pública de Francia, calcula que, en solitario, tendría que pagar alrededor de 250.000 euros para poder explotar el ramal, pues habría que dotarlo de electricidad, mecanismos de carga y descarga y personal necesario. A ello se sumarían otras cantidades mensuales para el mantenimiento del servicio. Mientras tanto, 2.500 camiones anuales van de Teruel a Francia transportando 30.000 toneladas de piezas de acero.Fuga de mercancías

El portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel, Pablo Justo, denunció ayer que el abandono de la línea entre Zaragoza y Valencia, especialmente en el tramo de Teruel a la capital levantina, ha motivado que desde 2004 se hayan perdido una decena de trenes de mercancías a la semana.

"Muchos convoyes prefieren desviarse por Madrid o Tarragona, pese a ser un recorrido mayor, por cuestiones de tiempos y cargas", dijo Justo, quien recordó que hace 30 años pasaban 40 mercantes al día por Teruel y ahora, 4 a la semana.

Etiquetas