Despliega el menú
Teruel

Descartan violencia en la muerte de un feriante en Alcañiz

La víctima pudo caer fortuitamente desde una roca. Los acompañantes han sido imputados por un delito de omisión de socorro.

La Guardia Civil ha cerrado la investigación del caso del hombre encontrado muerto el pasado jueves en la ciudad de Alcañiz tras haberse precipitado por un talud de 9 metros en extrañas circunstancias. Al parecer, la víctima cayó de forma accidental, lo que provocó su muerte debido a un fuerte traumatismo en la cabeza.

Pese a que se han descartado posibles indicios de violencia, sí se ha esclarecido que el fallecido presentaba una elevada tasa de alcohol en sangre en el momento de la muerte.

Montaje de un carrusel

La investigación ha desvelado que la identidad del cuerpo corresponde a un vecino de Huesca de 57 años, cuyas iniciales son J. P. C. A. También se ha dado a conocer que se encontraba en la capital bajoaragonesa ayudando a montar un carrusel en la feria que se instala todos los años durante la Semana Santa.

De hecho, durante el suceso, la víctima estaba acompañada por otras personas. No se han dado a conocer más detalles, pero a los acompañantes se les ha imputado un delito de omisión de socorro por no alertar a los responsables de los servicios de emergencias del accidente.

Tal ha sido la opacidad de todo el proceso, que incluso los trabajadores de las diferentes atracciones guardaron silencio y negaron conocer el suceso mortal, o bien al fallecido, al ser preguntados por este medio de comunicación durante el fin de semana.

Los propietarios de la atracción que contrataron al fallecido tampoco reconocieron que le conocían. La víctima ya había terminado su trabajo y pretendía volver a Huesca con un billete de bus pagado por los feriantes para los que trabajó de forma puntual.

La investigación se ha llevado a cabo por parte del equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Alcañiz. El pasado jueves se realizó la autopsia y después se trasladó el cuerpo de la víctima al Instituto Anatómico Forense de Zaragoza para continuar con las indagaciones.

Extraño suceso

El cuerpo sin vida del hombre fue encontrado el jueves por la noche a las afueras del casco urbano de Alcañiz, en la cuneta de la carretera N-211 que comunica esta ciudad con Caspe.

El cadáver se encontraba cerca del camino de la antigua vía del tren, aproximadamente, a 500 metros de la feria y bajo un montículo rocoso. Un vecino de la localidad que paseaba por la zona halló el cuerpo ya sin vida de la víctima.

El fallecido permaneció hasta pasadas las 23.00 en el arcén cubierto con una manta térmica mientras se iniciaba la investigación policial.

No se conoce cuánto tiempo llevaba el cuerpo en el lugar de los hechos cuando fue localizado por el paseante, algo que ocurrió sobre las 20.00, pero fuentes policiales aseguraron que la víctima llevaba varias horas muerta.

Etiquetas