Despliega el menú
Teruel

Teruel conmemora los veinte años del Viaducto Nuevo

El alcalde de Teruel y varios vecinos de la capital turolense visitaron la infraestructura que cumple 20 años.

Imagen de archivo del Viaducto nuevo de Teruel
Imagen de archivo del Viaducto nuevo de Teruel

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, ha visitado este martes, junto con algunos vecinos, el interior del Viaducto nuevo de la ciudad con motivo de su vigésimo aniversario. La infraestructura fue inaugurada, en su momento, por el entonces ministro de Obras Públicas, Josep Borrell.

Blasco ha recorrido parte del interior del Viaducto, que cada día soporta el paso de unos 15.000 vehículos. Este viaducto salva el barranco de San Julián y conecta el centro histórico con el Ensanche y fue contruido para evitar el cuello de botella que se formaba en el viejo, que data de 1929, y que se saturaba de tráfico.

El alcalde ha recordado que el antiguo viaducto ya no soportaba más el tráfico, incluso de camiones, que había en los años 80, y el nuevo ha permitido un mayor desarrollo urbano en las zonas del Ensanche y la Fuenfresca.

El ingeniero de la Unidad de Carreteras del Ministerio de Fomento en Teruel, Jesus Iranzo, responsable de la obra, ha comentado que en el momento de su apertura al tráfico se calculaba que lo cruzaría un máximo de 8.000 vehículos diarios.

Esta obra está fabricada con hormigón pretensado y tiene tres vanos y una longitud total de 231 metros. Al diseñarlo hubo que tener en cuenta el entorno urbano, así como la existencia de la carretera de San Julián --el trazado histórico de la carretera de Valencia-- y un edificio significativo como es el antiguo asilo.

Su construcción

En su construcción se utilizó un sistema de voladizos sucesivos en el que los encofrados se apoyaban en partes del tablero ya ejecutadas con anclajes mediante cables tensados. Este sistema, ha explicado Iranzo, impide echar salmuera en el pavimento por el que transitan los vehículos para evitar problemas de corrosión.

El diseño inicial del puente fue completado con ideas del arquitecto Alejandro Cañada para decorar la separación central de cada sentido y se construyeron unas aceras protegidas con elementos curvos transparentes para comodidad y protección ante las inclemencias climatológicas de los viandantes.

Visitas guiadas

Para conmemorar este vigésimo aniversario el Ministerio de Fomento, además de las visitas guiadas, ha programado una conferencia y una pequeña exposición sobre la obra.

Etiquetas