Teruel
Suscríbete

Desde septiembre

Desactivados 49 artefactos explosivos en Teruel

En lo que llevamos de año, la Guardia Civil ha destruido 59 explosivos en la provincia. Las incidencias han aumentado en el último trimestre.

El Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL) de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel ha desactivado 49 artefactos explosivos, provenientes de la guerra civil, desde el mes de septiembre hasta ahora.

En el último trimestre del año, desde que en septiembre se produjese una explosión de una granada en un garaje de la capital turolense con un herido grave, se han incrementado las solicitudes de actuación de este Equipo, contabilizándose en este periodo 40 incidencias con 49 artefactos explosivos reales desactivados y dos más que no lo eran.

Durante el año 2013, el Instituto Armado ha atendido 64 incidencias de este tipo, una cada seis días de media. De ellas, se han destruido 59 artefactos explosivos reales, provenientes de la Guerra Civil, entre los que se encuentran proyectiles de artillería, granadas de mano, granadas de mortero y bombas de aviación.

También se han destruido 12 kilos de sustancias explosivas, siete kilos de pólvora y cinco kilos de dinamita negra, así como 50 metros de mecha pirotécnica.

Asimismo, se han detectado 38 artefactos que no son explosivos, bien por ser restos de artefactos explosivos ya detonados o por ser confundidos.

Material empleado por los dos bandos

El material que aparece en la provincia abarca la práctica totalidad del empleado por los dos bandos que intervinieron en la Guerra Civil española. Tanto es así que, durante el año 2009, apareció en el término municipal de Villarquemado una bomba de aviación que hasta la fecha no había sido catalogada en ningún otro lugar.

El pasado día 18 se localizó en término municipal de Sarrión, alejado de la localidad, un proyectil de la pasada guerra civil de 50 kilos, que fue explosionado 'in situ' por componentes de la Guardia Civil, debido a su tamaño. En este caso la colaboración ciudadana permitió su localización.

La Guardia Civil de Teruel ha resaltado la "extrema peligrosidad" de estos artefactos, si no se les somete a ninguna acción permanecen en estado "latente", pero en caso de cualquier manipulación, por pequeña que sea, "el resultado más probable es la explosión".

Recomendaciones

En este contexto, la Benemérita ha recomendado que si alguna persona tiene contacto con un objeto que despierte sospechas de ser un artefacto explosivo no debe tocarlo ni moverlo, hay que señalar el lugar y llamar la Guardia Civil.

Así, en el caso de que alguna persona tenga en su domicilio algún objeto que considere peligroso, debe dar aviso al cuartel más próximo. "La atención de estas incidencias es prioritaria, y no deben temer ningún tipo de sanción".

De esta forma, se desaconseja "totalmente" transportar el objeto hasta un lugar apartado y abandonarlo allí. Ya que, además del peligro inherente al transporte, se abandona un objeto peligroso a una situación descontrolada volviéndose "más peligroso", dado que puede sufrir acciones que le hagan explosionar.

La Benemérita ha recalcado que estos artefactos no explosionan espontáneamente, por lo que ante su hallazgo hay que mantener la calma y seguir las recomendaciones dadas.

Etiquetas