Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Semana Santa

Estruendo de tambores para romper la hora

Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Híjar, la Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén iniciaron a medianoche esta sonora tradición.

La noche se rompió en Híjar una vez más
Estruendo de tambores para romper la hora
ANTONIO GARCÍA/EFE

A las doce en punto de la noche, miles de tambores y bombos de siete de los municipios turolenses de la Ruta del Tambor y el Bombo comenzaron a tocar, en un estruendo que rememoraba la muerte de Cristo.  Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Andorra, Híjar, la Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén rompieron la hora repitiendo, como cada año, una sonora tradición que se remonta al siglo XIX.

Los preparativos de meses se pusieron a prueba a medianoche y todo salió según lo previsto. Durante horas, el sonido de los redobles llenó las calles de estas localidades, llenas estos días de miles de visitantes y vecinos.

Esta era, además, una ocasión especial, a la espera de que la UNESCO otorgue el reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial a esta tradición y de que se convierta en Fiesta de Interés Turístico Internacional. 

El presidente de la Ruta del Tambor y del Bombo, Segundo Bordonaba, subrayaba que no se trata solo de una tradición religiosa, porque "el tambor lo toca el agnóstico más convencido y el creyente más profundo". Incidía en que también tiene mucho de fiesta, de reencuentro con aquellos que viven fuera del pueblo o que hace tiempo que no se ven, pero siempre con  "respeto y convivencia entre todos". 

El sentimiento es el mismo en todas las localidades, aunque cada una tiene sus propias características. En La Puebla de Híjar, por ejemplo, se rompe la hora sin túnicas, lo que anima a los visitantes a unirse al toque. En cambio, en Albalate del Arzobispo la peculiaridad es el pañuelo blanco al cuello de los presentes.

Etiquetas