Teruel

Transporte interurbano

La estación de Alcañiz podría cerrar el 1 de febrero

La compañía Abasa pretende que el Ayuntamiento abone un alquiler por el uso de las instalaciones, en pésimo estado de conservación.

La empresa propietaria de la estación de autobuses de Alcañiz, Abasa, prevé cerrar la terminal el 1 de febrero. La decisión ha sido comunicada a los usuarios mediante carteles pegados en las taquillas y en los accesos. Los pasquines anuncian que la central “será clausurada” el próximo viernes, sin concretar la parada alternativa.

La compañía Abasa pretende que el Ayuntamiento abone un alquiler por el uso de las instalaciones, en pésimo estado de conservación. Las conversaciones entre el Consistorio y la empresa propietaria se iniciaron con la anterior corporación sin llegar a un acuerdo, aunque, según fuentes municipales, las negociaciones siguen abiertas.

La principal usuaria de la estación, la empresa de transporte de pasajeros Hife, se considera “ajena” a la decisión de cerrar las instalaciones. Una fuente de esta compañía aseguró ayer que el anuncio de la clausura les ha “sorprendido”. Desde Hife se consideran “unos usuarios más” de la terminal y confían todavía en un acuerdo Abasa-Ayuntamiento que evite el cierre.

La empresa de los autobuses afirma no tener constancia de los motivos de la clausura. Un portavoz de Hife añadió que, en caso de que se materializara el cierre, los billetes se podrían sacar en los propios autobuses, aunque señaló que el lugar de la nueva parada para incorporar o dejar pasajeros debería fijarlo el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Alcañiz prevé terminar de redactar el proyecto de una nueva estación a lo largo de 2013. La ubicación prevista son unas cocheras de Abasa cercanas a la estación. El coste de las obras podría rondar lo 800.000 euros.

Etiquetas