Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Los trabajadores del autobús urbano de Teruel acuerdan desconvocar los paros

Después de que el Ayuntamiento se comprometiera a reducir el tiempo de demora de la subvención a Tezasa, la empresa anunció que espera abonar la paga extraordinaria adeudada en febrero.

Autobús urbano de Teruel
Los trabajadores del autobús urbano de Teruel acuerdan desconvocar los paros
ARCHIVO

Los trabajadores del autobús urbano de Teruel han acordado desconvocar los paros tras el preacuerdo alcanzado entre la dirección de la empresa Tezasa y el comité en una reunión con el Ayuntamiento de Teruel para poner al día los pagos de las nóminas que se les adeudaban.

El acuerdo supone desconvocar las movilizaciones previstas por los trabajadores a partir del 24 de enero, después del compromiso alcanzado para establecer un calendario de pagos pendientes y que fue ratificado la noche del jueves en asamblea.

La empresa abonará la próxima semana la nómina del mes de enero, y el acuerdo da un plazo de un mes para el pago de cada nómina hasta la de abril, que debe abonarse los primeros días de mayo.

"De este modo damos el primer trimestre como periodo de normalización del pago de las nóminas", tal y como ha explicado José Vicente Valero, secretario general de Federación Servicios a la Ciudadana de CCOO en Teruel.

La empresa seguirá adeudando la paga extraordinaria de Navidad, que según el acuerdo se pagaría en el primer trimestre, aunque los representantes de Tezasa anunciaron que esperan poder abonarla en febrero, después de que el jueves el Ayuntamiento se comprometiera a reducir el tiempo de demora de la subvención que el Consistorio paga a Tezasa.

Tal y como le habían solicitado los trabajadores, el Ayuntamiento promovió una reunión a tres bandas "sin la que el acuerdo no hubiera sido posible", a juicio de Valero, quien agradeció especialmente la labor de los representantes municipales para solucionar el conflicto.

En la reunión, el alcalde Manuel Blasco, (PP), y el concejal delegado de área, José Navarro (CHA), anunciaron que el Ayuntamiento reducirá de cuatro a dos meses el pago de la subvención a la empresa, aunque en la práctica esta medida solo afecta al 20 por ciento de la cuantía total, ya que una entidad bancaria adelantaba el dinero a la concesionaria del servicio.

Los representantes municipales anunciaron también que esperan llevar a pleno en el mes de febrero la regularización de las líneas y una revisión de tarifas con las que hacer el servicio más eficiente.

En este punto, Valero recalca que después de que se produzcan estos cambios tendrán que estudiar en qué medida pueden afectar a la plantilla, y recuerda que la concesión a la empresa, que se extiende hasta mediados de 2014, incluye un número mínimo de empleados para dar el servicio.

"Actualmente ya hay trabajadores del autobús interurbano que trabajan para prestar el servicio en el autobús urbano, por lo que creemos que no se alcanza el número mínimo de 20 empleados que recoge la concesión".

En todo caso, los ajustes que puedan provocar en la plantilla estas modificaciones deberán estudiarse en el futuro, apunta el representante sindical.

Etiquetas