Teruel

Teruel

La Policía de Teruel abre en mes y medio 18 expedientes por orinar en la calle

El balance de 2012 arroja que en todo el año se abrieron diecinueve expedientes, pero dieciocho corresponden a actuaciones desde la tercera semana de noviembre hasta los primeros días de 2013.

El Ayuntamiento de Teruel ha abierto 18 expedientes en poco más de mes y medio por orinar en la calle en las inmediaciones de la plaza del Torico y la Policía Local va a extremar la vigilancia para garantizar el cumplimiento de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana.

El balance de 2012, realizado este jueves por los representantes municipales, arroja que en todo el año se abrieron diecinueve expedientes, pero dieciocho corresponden a actuaciones desde la tercera semana de noviembre hasta los primeros días de 2013.

De este modo ha justificado el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Teruel, José Miguel Hernando, la necesidad de que la Policía Local vaya a extremar la vigilancia para evitar actuaciones de este tipo.

De los diecinueve expedientes, la mayor parte, dieciséis, afectan a ciudadanos españoles y a personas de entre 19 y 41 años por lo que estas conductas "no son solo de gente joven", como ha destacado el alcalde, Manuel Blasco.

El alcalde ha resaltado además que la Policía Local vigila toda la ciudad pero la zona más afectada es el Centro Histórico, y a estas personas se les está aplicando "de momento" la sanción mínima de 75 euros aunque "la normativa contempla hasta 750 euros", ha recordado Blasco.

El pasado año también se abrieron 21 expedientes por incumplimientos de horarios de bares de copas, a los que se les aplicaron sanciones de 601 euros y en algún caso la clausura del local por dos meses.

"Vamos a ser inflexibles. Entre el derecho a divertirse y el derecho a descansar, prima el de descansar" y "aquel que incumpla de forma sistemática terminará antes que tarde en el cierre", ha advertido Blasco.

En cuanto a excrementos de perro se han abierto trece expedientes, dos sobre perros peligrosos.

Según el alcalde, estos comportamientos afectan a los vecinos pero también a la imagen de la ciudad por lo que, ha dicho, "el Ayuntamiento está especialmente sensibilizado".

Etiquetas