Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Trabajadores municipales protestan contra la supresión de 23 empleos

Alrededor de 200 personas han protestado con pancartas con lemas como "Negociación sí, rodillo no", "No a un plan de ajuste centrado en el trabajador".

Los trabajadores del Ayuntamiento de Teruel se han concentrado en las pueras del Consistorio para protestar por la supresión de 23 puestos de trabajo municipales, dentro de las medidas aprobadas por el equipo de Gobierno del Partido Popular en el plan de ajuste.

Alrededor de 200 personas han protestado con pitidos y pancartas con lemas como "Negociación sí, rodillo no", "No a un plan de ajuste centrado en el trabajador", "3 despidos=1 concejal liberado" o "No a los despidos en el Ayuntamiento de Teruel, sí a la defensa de los servicios públicos".

El plan de ajuste contempla la supresión de 21 puestos de trabajo, seis estaban ocupados hasta ahora por trabajadores que se han jubilado, otra plaza está vacante por fallecimiento, siete corresponden a trabajadores interinos de la Gerencia de Urbanismo y otras siete a trabajadores también interinos de distintas áreas del Ayuntamiento, que terminan contrato en septiembre.

A estas se sumarían dos plazas más que existen pero que no han sido cubiertas.

El presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento, Cristian Mínguez, ha asegurado a los medios de comunicación durante la concentración que estos recortes "van a suponer un empeoramiento de los servicios a los ciudadanos", y ha acusado al equipo de gobierno municipal de "falta de diálogo" y de "imponer sus propuestas sin negociación".

Los trabajadores temen además, según han explicado en el manifiesto, que haya más recortes de personal en el futuro, a pesar de que el propio alcalde lo haya negado y critican las medidas que suponen "rescindir de un plumazo los derechos negociados".

Ha criticado que sean los trabajadores los que paguen por la mala situación económica de las arcas municipales y no "los responsables del estado crítico del Ayuntamiento, que no han hecho más que cobrar".

Mínguez ha dicho que esperan que se abra una vía de negociación, aunque ha reconocido que no tienen mucha confianza y por ello no descartan continuar con las movilizaciones, incluso la huelga.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa, José Vicente, ha destacado el amplio respaldo de los trabajadores a esta concentración, en una plantilla compuesta por unos 350 empleados, "y muchos que apoyan la protesta no han podido venir porque no podían dejar sin nadie a los servicios".

Ha criticado que el Ayuntamiento comunicara a los sindicatos la supresión de estas plazas con muy pocos días para poder negociar y que no se hayan contemplado sus propuestas para ahorrar sin suprimir puestos de trabajo, haciendo que sean los empleados públicos quienes ofrezcan servicios que ahora están externalizados.

Etiquetas