Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Educación

Profesores del instituto de Albarracín se encierran en protesta por recortes

El claustro de profesores del Instituto Santa Emerenciana de Albarracín ha acordado el encierro en el centro hasta la huelga nacional convocada para el 22 de mayo contra los recortes del Ejecutivo.

Instituto de Albarracín
Profesores del instituto de Albarracín se encierran en protesta por recortes
IES ALBARRACIN

Los profesores del Instituto Santa Emerenciana de Albarracin han comenzado un encierro en el centro para protestar contra los recortes en educación, protesta que mantendrán hasta la huelga nacional convocada para el próximo 22 de mayo.

Así lo han acordado en un claustro celebrado este miércoles, en el que también han decidido colgar pancartas reivindicativas en el centro, realizar una recogida de firmas contra los recortes y mesas informativas, y mantener las movilizaciones de todos los miércoles en defensa de la educación pública.

Los docentes apuestan por "la calidad en la educación, una educación pública y su mantenimiento en el mundo rural", según ha explicado una de las portavoces de los profesores, Isabel Díaz. "Creemos que los recortes supondrán una merma en la calidad educativa, especialmente en el mundo rural donde tememos el cierre de aulas", ha añadido.

Secundado por los 15 profesores y el personal laboral del centro

El encierro lo secundan los 15 profesores, apoyados por personal laboral del centro, y esperan que en los próximos días se puedan sumar otros profesionales de centros de la localidad y de la zona, así como miembros de las asociaciones de padres.

Temen que el decreto por el que se aprueban los recortes en educación afecte especialmente a estos núcleos rurales "porque pueden desaparecer muchos colegios, sobre todo en la provincia de Teruel".

Se oponen también a las medidas que pueden llevar a la "masificación de las aulas", con el aumento de ratios y a los cambios en cuanto al personal. "Hablan de aumentar las horas de trabajo de los profesores pero no tienen en cuenta que nosotros dedicamos mucho tiempo a preparar las clases y evitar las lecciones magistrales como se daban antes", ha recordado.

Se oponen también a la reducción en la cobertura de bajas porque eso puede hacer que los profesores impartan clases sobre materias en las que no están especializados. "Rechazamos estas medidas porque suponen una merma en la calidad de la enseñanza, y los alumnos son los perjudicados", resalta la portavoz.

"No es una huelga"

La medida no va a impedir que se celebren las clases con normalidad, "porque no se trata de una huelga sino al revés, vamos a estar más horas aquí", señalan, así como las actividades extraescolares que se realizan por la tarde, según han explicado.

Además, los alumnos podrán disponer con normalidad de la biblioteca, que es el lugar que han habilitado para pasar la noche en sacos de dormir. IInsisten además en que la iniciativa pretende "defender la escuela pública y trabajando, al margen de toda ideología política, porque aquí no hay sindicatos ni partidos políticos, y no habrá nadie con insignias de ese tipo"

Etiquetas