Despliega el menú
Teruel

Pleito judicial

Bordón negocia una compensación por los efectos del parque eólico valenciano

El Ayuntamiento pide a la empresa Renomar 60.000 euros anuales, con los que retiraría el pleito interpuesto contra la Generalitat. La cuantía se invertiría en mejoras para el pueblo.

El ruido de los aerogeneradores -a menos de 3 kilómetros- se oye en el casco urbano.
Bordón negocia una compensación por los efectos del parque eólico valenciano
HERALDO

El Ayuntamiento de Bordón ha iniciado negociaciones con Renomar S. A. para lograr una compensación económica por los efectos negativos que ocasiona el parque eólico que esta empresa valenciana de energías renovables tiene a menos de tres kilómetros del municipio turolense. Desde que se instalaran en 2007 un centenar de aerogeneradores en una zona limítrofe entre las provincias de Teruel y Castellón, los vecinos de Bordón se han quejado por los ruidos y el impacto visual que generan los aparatos.

La alcaldesa de Bordón, Esther Medina, explicó que el Ayuntamiento ha planteado a la empresa la posibilidad de percibir alrededor de 60.000 euros anuales durante el tiempo de vida del parque eólico. Esta cantidad permitiría realizar diversas mejoras en el pueblo, de solo 150 habitantes, como un 'parque biosaludable' o el asfaltado de aquellas calles que se encuentran en peor estado.

Según concretó Medina, el pasado mes de septiembre, invitado por el Ayuntamiento de Bordón, se personó en el municipio un representante de la empresa Renomar con el que se entablaron las conversaciones. «Hemos abierto una vía de negociación y hemos visto buena disposición por parte de la empresa; ahora hay que ver qué opinan ellos», afirmó la alcaldesa.

De alcanzarse un acuerdo económico, el Ayuntamiento de Bordón estaría dispuesto a retirar la demanda que tramita contra la Comunidad Valenciana desde hace dos años y que puede resultar muy costosa para un consistorio pequeño. Solo en estudios y peritajes, Bordón lleva gastados ya 18.000 euros, cuando su presupuesto anual ronda escasamente los 120.000 euros.

Este pleito judicial, planteado como un conflicto entre dos comunidades autónomas, se encuentra todavía en una fase muy temprana. En el documento de dicha demanda, Bordón reclama al Gobierno valenciano una indemnización de 200.000 euros al año, al entender que la población soporta molestias debido a una actividad rentable para la vecina provincia de Castellón.

El abogado elegido por el Ayuntamiento para defender la causa, José Manuel Joven, señaló que el primer paso para evitar el juicio será «que la empresa reconozca el daño, lo valore y lo cuantifique». «Vamos a intentar llegar a un acuerdo», continuó.

«No hay nada decidido»

Desde Renomar indicaron ayer que «todavía no hay nada decidido» sobre la propuesta municipal. Agregaron que los responsables de la industria, con sede en Valencia, viajaron recientemente a Bordón a requerimiento de la alcaldesa «porque en esta empresa se atiende a todo el mundo».

Esther Medina calificó de «ajustada» la cantidad de 60.000 euros anuales que se reclama a Renomar. «Es menos de lo que pedíamos inicialmente y similar a los beneficios que están obteniendo otras poblaciones por una actividad de este tipo», dijo.

La alcaldesa destacó que la indemnización serviría única y exclusivamente «para que los vecinos vivan mejor». Explicó que el Ayuntamiento, si bien no tiene déficit, «va tirando como puede, poco a poco». La población, a más de 70 kilómetros de Alcañiz y más de 100 de la capital turolense, echa en falta actividades culturales y un parque en el que poder hacer gimnasia y deporte.

Etiquetas