Despliega el menú
Teruel

EN JUNIO VARIOS UNIFORMES SE QUEMARON

La Policía Local de Teruel estrena uniforme tras el incendio que calcinó su sede

El tradicional color amarillo se cambia por un tono azulado. Han costado 55.000 euros, los equipos policiales 15.600 euros y los cascos, 5.200 euros.

La Policía Local de Teruel ha estrenado este miércoles un nuevo uniforme, en el que el tradicional color amarillo se cambia por un tono azulado, después de que el incendio que el pasado 24 de junio calcinó su sede, acabara también con parte de los uniformes de los agentes.

De momento, y mientras se ejecutan las obras en la sede, siguen en las instalaciones que dejó libres la Seguridad Social en La Glorieta. Este miércoles también estrenan un nuevo vehículo que ha subvencionado íntegramente el Gobierno de Aragón

El concejal de Policía Local del Ayuntamiento de Teruel, José Miguel Hernando, ha explicado que con el incendio de junio "se quemó buena parte de la uniformidad de la Policía Local" ya que, en la sede se encontraban "sus vestuarios y taquillas".

Las armas se salvaron puesto que "estaban en armeros ignífugos", pero sí sufrieron daños los trajes, las botas, parte de los elementos de seguridad que los agentes llevan en el cinturón y hasta los cascos que utilizan cuando van en moto, por lo que "ha habido que reponerlo", ha destacado.

Tras "agradecer a la Policía el esfuerzo que ha hecho para prestar sus servicios con normalidad a pesar de que estaban restados en medios", Hernando ha destacado que los nuevos uniformes," tiene el distintivo de color azul para evitar confusiones con el tono amarillo porque los chalecos de seguridad tienen ese color"; una medida que también se está imponiendo en otras ciudades españolas.

El edil ha indicado que se ha adquirido uniformes nuevos para 48 de los 49 agentes que conforman la Policía Local, puesto que uno de ellos se encarga del área de sanciones y no lo necesita. También ha sido necesario adquirir 29 unidades de "la equipación policial que va en el cinturón, desde los grilletes hasta la funda del arma" y, un total de 25 cascos nuevos.

En total, los uniformes han costado 55.000 euros, los equipos policiales 15.600 euros y los cascos, 5.200 euros. De momento, la compañía de seguros ha anticipado al consistorio 45.000 euros, mientras que el resto se abonará cuando se realice la liquidación final de los costes que suponga el arreglo completo de la sede.

José Miguel Hernando ha recordado que, por el momento, la Policía Local sigue en la sede de La Glorieta, en las instalaciones que dejó libres en febrero la Tesorería General de la Seguridad Social. Según ha dicho, las obras de rehabilitación de la sede calcinada "están muy avanzadas" después del "pequeño paréntesis" que se produjo mientras la aseguradora encargaba algunos de los trabajos.

Aunque no ha dado una fecha para el final de las obras, sí ha señalado que la Subdelegación del Gobierno en Teruel, a quien pertenecen las instalaciones que utiliza actualmente la Policía Local, les indicó que "para continuar allí tendría que ser en régimen de alquiler y dijimos que sí".

Hernando ha destacado que el local reúne "unas buenas condiciones". Pero "no sabemos si se va a confirmar el alquiler, ni el coste que va a tener para el Ayuntamiento", ha apuntado.

Además, la Policía Local de Teruel cuenta con un nuevo vehículo que, ha costado 24.898 euros que ha subvencionado íntegramente el Gobierno de Aragón. Con éste son 6 los vehículos patrulla con los que cuenta el cuerpo policial, a los que se suma un furgón de atestados, 5 motocicletas y un scooter, así como un coche camuflado para servicios especiales.

El coche sustituirá a otro que, "pasa al servicio de Infraestructuras", ha indicado el edil quien ha destacado que el nuevo vehículo es "especialmente apropiado para condiciones adversas".

Etiquetas