Teruel
Suscríbete

SATISFACCIÓN GENERAL

Los alumnos estrenan el nuevo comedor del colegio universitario Pablo Serrano

El menú cuesta poco más de 5 euros y las instalaciones están abiertas al público en general.

Los universitarios comen en el nuevo comedor del colegio PabloSerrano.
Los alumnos estrenan el nuevo comedor del colegio universitario Pablo Serrano
JORGE ESCUDERO

El comedor del colegio universitario Pablo Serrano ha abierto sus puertas este año coincidiendo con el comienzo de las clases de la universidad en la capital turolense.

En la residencia viven alrededor de 120 alumnos, aunque se espera que se ocupen en muy poco tiempo sus 180 plazas.

Seis días después de su puesta en funcionamiento, tanto los alumnos como los coordinadores del centro se muestran satisfechos. "Estoy muy contento con el nuevo servicio. Ahora los estudiantes no tienen que ir a otro edificio a comer y el colegio se ha llenado de vida", explicó Javier Uría, director del colegio Pablo Serrano. Los estudiantes que habitaron el colegio durante el curso pasado tenían que desplazarse al edificio de la Escuela Hogar para tomar todas las comidas. Durante el frío invierno, resultaba muy incómodo para los jóvenes huéspedes.

Estas instalaciones, además de cubrir las necesidades de los estudiantes que viven en el colegio, están abiertas al público en general. El objetivo es que alumnos y profesores del campus universitario coman en el nuevo comedor o hagan un descanso mientras toman un café. "Por ahora solo hemos hecho propaganda interna a través de mensajes y cartelería", apuntó Uría. Al día, las recién estrenadas cocinas preparan alrededor de 120 menús.

"Aún no ha venido gente de fuera a comer, pero esperamos que gracias al 'boca a boca' se interesen por nuestras instalaciones profesores y alumnos externos", aseguró Juan Manuel Zambrana, encargado del comedor.

Además, se tiene previsto para la semana que viene, habilitar una sala anexa al comedor exclusiva para el profesorado.

El precio del menú diario es de poco más de cinco euros. Asimismo, cabe la posibilidad de adquirir un bono de diez comidas por cuarenta y dos euros.

La pasta es la especialidad

Los interesados pueden elegir entre tres platos entrantes, tres segundos -en los que siempre hay pescado- y tres postres. "El plato que más gusta a los alumnos es, sin duda, la pasta", confesó Zambrana.

El espacio está dividido en tres partes. La sección más amplia es en la que los estudiantes desayunan, comen y cenan. Justo a la entrada del recinto, está la zona de cafetería y finalmente, en un rincón, hay un área con sofás y mesas en la que se pretende que los interesados lean la prensa distendidamente.

La cafetería dispone en estos momentos de una pequeña terraza. "La idea es ampliarla y plantar césped para cuando llegue el buen tiempo", comentó uno de los camareros.

El nuevo comedor ha creado ocho empleos. En él trabajan dos cocineros, dos camareros y cuatro auxiliares de limpieza. "La puesta en marcha ha sido dura, porque hemos necesitado unos días para coordinarnos y para que la plantilla se conozca", dijo Zambrana.

Etiquetas